Sus vídeos se esperan como cada nuevo episodio de Juego de Tronos. El profesor Didier Raoult, director de IHU Marseille, publicó temprano esta mañana un nuevo vídeo (que ya ha sobrepasado el medio millón de visualizaciones en menos de 24 horas), en su canal de YouTube llamado “Todos podemos ser inteligentes”. El infectólogo volvió una vez más a la controversia sobre el uso de hidroxicloroquina para tratar la Covid-19 que él preconiza. Aunque sigue defendiendo a capa y espada la eficacia de su receta, los resultados de sus estudios publicados hasta ahora han sido menospreciado por una parte de la comunidad médica en Francia por considerarlos como demasiado parciales y no concluyentes.

El profesor Didier Raoult admite que comprender la actual controversia sobre la cloroquina le ha tomado algún tiempo, y lo resume con ironía “para mí es muy sencillo. Se avecina una nueva enfermedad que no conocemos, las únicas personas saben algo son los chinos. Conocemos cuán sensible es el virus a varios fármacos que se han probado para combatirlo; solo que en estos productos hay nuevas moléculas cuya toxicidad es desconocida. En cambio, disponemos de viejas moléculas que conocemos muy bien, que han sido recetadas miles de millones de veces. Quienes han experimentado con ellas, en la práctica los chinos y luego los coreanos, se enfrentaron a la primera ola usando la cloroquina. Y la prueba es que la controlaron ayudados por este medicamento, y aplicando también otras medidas bien conocidas que son la detección de los portadores, el confinamiento de las zonas afectadas, no en toda China, y el tratamiento», aseguró.

Los enfermos no pueden ser meros objetos de investigación

Para entender las críticas que se hacen al medicamento afirma que lo que sucede “es de locos” en la medida en que quienes hacen estas afirmaciones son personas sin contacto con la medicina. La medicina es cuidar a diario a las personas que están enfermas, y darles tratamiento. No se les dice «vete a casa, y si no puedes respirar, ve al hospital». Eso no es medicina. Se ha abierto una especie de brecha entre la práctica médica y las personas que confunden la práctica médica y la investigación. Para un médico los pacientes no son objetos de investigación. No se puede reducir a los enfermos a esto”, considera el profesor en su video. La cloroquina no es la molécula más peligrosa del mundo, informa, probablemente haya 2 mil millones de personas que la han consumido y nadie les ha hecho electrocardiogramas, ni se les ha advertido que puede provocar arritmias. Más aun cuando hasta hace dos meses estaba en venta libre en todas las farmacias. Lo peor es que ahora mismo no sabemos como vamos a tratar a las personas que padecen lupus porque no podemos expender nuevas recetas de Plaquenil en Francia sin plasmar los motivos, lo que viola claramente la confidencialidad de los enfermos y continúa asombrado que no comprende como recetar una medicina que se ha estado tomando toda la vida puede estar prohibido por una ley.

Un ataque grave a los fundamentos de la medicina

Lo que está ocurriendo pone en tela de juicio toda la práctica médica, por eso me gustaría escuchar la opinión del Consejo de la Orden sobre este asunto, pues se trata de un ataque en toda regla a los cimientos de nuestra profesión a saber: prescribir, según nuestro conocimiento, el mejor tratamiento posible para los pacientes que tenemos frente a nosotros. Es la base de la práctica médica «.

Afortunadamente hay quienes no hacen caso, y en una reciente encuesta se conoció que 37% de los interrogados la utilizaba contra el COVID-19. Destacó que esto también está ocurriendo ahora mismo en Francia, incluyendo en el hospital donde trabaja, lo cual lo tranquiliza y reconforta, ya que al principio se sintió un poco solo luchando contra la corriente.

Sobre la evolución de la epidemia en Francia

No puedo pronunciarme sobre la evolución en general ya que no dispongo de todos los datos, pero en lo que nos concierne aquí hemos tratado a muchas pacientes y como usted puede observar, estamos en presencia de una curva de infectados que desciende notablemente, empezamos a detectando a más de 350 por día y ya estamos alrededor de los cien. Así es que las camas del hospital están menos ocupadas, dando al traste con todos los Nostradamus que predecían que no tendríamos bastantes para atender a todo el mundo.

Volviendo al tema de la evolución de la enfermedad. Aquí en Marsella las cosas siguen mejorando. Soy consciente de que hay muchas personas esperando la publicación de los datos, y puedo anunciar que estamos organizando ahora mismo las informaciones recolectadas entre los 1000 pacientes tratados aquí. En lo que concierne al tratamiento suministrado, las informaciones de las que disponemos hasta ahora siguen siendo alentadoras, ya que no hemos tenido problemas cardiológicos en ninguno de los pacientes tratados. En resumen, los nuevos casos, confirman los ya publicados anteriormente (con 80 pacientes).

En cualquier caso, recomiendo paciencia, ya que hay que esperar a que el trabajo de evaluación que se está realizando -con informaciones de las que nadie dispone en el mundo-, concluya para poder publicarlos correctamente. Esperamos que ese trabajo se convierta en una referencia sobre esta enfermedad. Así es que todo va bien, concluyó.

10 COMENTARIOS

  1. […] Macron se reunió con el personal del polo infecciones y algunas imágenes de este encuentro comenzaron a verse en las redes. Ningún periodista presenció la reunión que mantuvieron los dos hombres, pero si trascendió que E. Macrón volvió a París con un ejemplar del informe médico que estamos publicando en Españoles de Cuba. […]

Deja un comentario