El pueblo español de Cuba

Date:

Maikel Arista-Salado

Hola, soy Maikel Arista-Salado, cubano por nacimiento, crianza y abolengo (mi familia, o ramas de ella, ha estado allí asentada desde la primera mitad del siglo XVIII). Desde 2020 he asumido la presidencia interina de Autonomía Concertada para Cuba (Cuba española), organización sin fines de lucro que promueve el reconocimiento de la ciudadanía española para todos los cubanos.

Mi pasión (o casi obsesión) por saber quién soy y de dónde vengo, me ha llevado por el sinuoso camino de descubrir por qué las cosas son de un modo y no de otro, ¿por qué la relación con nuestro pasado reciente (el último medio milenio) es tan frágil que se derrumba con cualquier cuestionamiento? ¿cuánto de ese cuestionamiento lacera o se opone a la identidad construida?, ¿hasta qué punto esa construcción responde a procesos endógenos o es fruto de intereses externos?, ¿cuánto de esa imagen es expresión coherente de nuestra más íntima identidad?, ¿cómo puedo protegerme y cómo asegurar no perpetuar la mentira?

Autonomía Concertada para Cuba lidera una iniciativa que busca poner de manifiesto los valores de la hispanidad y hacerlos evidentes en la consciencia de los cubanos. Desde ACC se promueven y defienden los legítimos derechos históricos de todos los cubanos a la ciudadanía española, ilegalmente cercenada por el art. IX del Tratado de París. Y ante la injusticia y el abandono que esa expulsión supuso, ante más de un siglo de deuda y olvido, ACC ha llevado la pregunta quemante sobre la naturaleza de los naturales de Ultramar hasta las narices del Estado español. Pedimos, dentro de la legalidad vigente, de la manera más respetuosa y como mejor proceda en Derecho, un pronunciamiento del Estado español sobre la ilegalidad que supuso la desnaturalización masiva y forzosa de sus propios ciudadanos impuesta por la Paz de París. Es de justicia reconocer la ciudadanía española de todos los descendientes de aquellos españoles desnaturalizados. Estamos dispuestos a llevar nuestro reclamo a la instancia que sea necesaria, y tantas veces como ha menester.
En la carta que ACC envió a Su Majestad para informarle sobre esta iniciativa no hubo miramientos en transmitirle que esa expulsión política fue «el desarraigo más vil escrito en ley».

Afortunadamente Autonomía Concertada para Cuba (Cuba española) no va desamparada. Tiene en su su acervo hombres de las tallas de José Ramón Morales y Ferrán Núñez, sobre cuyos hombros descansa toda la arquitectura doctrinal e histórica que sirve de alimento, de sustento ideológico a un empeño mancomunado por que se haga justicia en los descendientes de aquellos que tuvieron que pagar hace 125 años con una parte de su persona. Tenemos el apoyo de instituciones españolas y puertorriqueñas como la Plataforma Pro Descolonización de Puerto Rico Reunificacionistas en Acción y Adelante Reunificacionistas de Puerto Rico y España, de tal suerte que conformemos un bloque en nuestros reclamos de justicia.

¿Qué puedes hacer tú?

Si en tu fuero interno compartes este razonamiento o te parece justa la idea. Si crees que todo cubano al menos debería tener el derecho de poder optar por la ciudadanía española, vincúlate con nosotros, apóyanos en nuestras redes sociales, haz comentarios, preguntas, miles de preguntas. Necesitamos que con independencia de la opinión que tengas sobre este tema, se comprenda que el apoyo a esta causa, compartiendo nuestros videos, puede representar la libertad de millones de cubanos. No hay riesgos de decisiones colectivistas. El derecho de ciudadanía es un derecho individual, un derecho que por demás le fue prohibido a nuestros mayores, reducidos a la más abyecta apatridia porque otro grupo de cubanos quería imponer su voluntad por la violencia. Su perfidia se potencia porque al no ser suficiente el uso de la violencia propia, al querer doblegar la voluntad de todo un país por caprichos personales, sin necesidad de apelar a la razón, al ver incluso que el pueblo había votado masivamente por mantenerse dentro de España, en lugar de deponer sus armas y acatar la voluntad de la mayoría, se confabulan con una potencia extranjera para que invada el país.

En cualquier lugar del mundo eso es un delito con importantes consecuencias penales. ¡Cómo de absurda es nuestra historia, o nosotros mismos, que seguimos pensando que esos sediciosos, asesinos, megalomaníacos y necesitados de venganza personal de repente se ensalzan a la altura de héroe nacional o presidente del país por más de 5 décadas! ¿Cuánto dice eso de nosotros mismos? ¿No sería más sensato pensar que nos sale todo mal, porque nos hacemos mal la historia? ¿Tenemos claros quiénes son los héroes y villanos en la eterna novela cubana?

Y claro, el Estado de nuevo curso, con ciudadanos espurios arrancados a la fuerza sólo podrá prevalecer si cuenta una historia de triunfos contra un pasado «colonial» salvaje, envilecido, donde los cubanos no teníamos derechos. Curiosamente, la misma premisa opera a partir de 1959.
¡Es hora de volver a casa!

https://autonomiaconcertadaparacuba.substack.com/

Artículo anterior
Artículo siguiente

Deja un comentario

Popular

More like this
Related

Milei recibe medalla de la Comunidad de Madrid: «No dejen que el socialismo les arruine la vida»

POR EDUARDO TZOMPA La presidenta de la Comunidad de Madrid,...

España y los cubanos: una millonaria deuda

por Maikel Arista-Salado El saldo de una deuda histórica que,...

Mi amor por España

por Marco Antonio Aguilar Soy cubano de nacimiento, pero con...

Cuba es más España que África

por José Gabriel Barrenechea A los hechos concretos me remito:...