InicioSocialismo real¿Cómo funciona el hidróxido de cloroquina contra el Covid-19?

¿Cómo funciona el hidróxido de cloroquina contra el Covid-19?

Published on

  • En una entrevista para la página digital Marcelle.media, el profesor Didier Raoult explica el mecanismo de la molécula y el protocolo que se está siguiendo en Marsella entre otros temas.

¿Qué mecanismos entrarían en juego con la administración de hidroxicloroquina?

Esta molécula tendría dos efectos para acelerar la eliminación del virus: primero modificaría el entorno ácido del bolsillo de la vacuola de la célula. Esta pequeña bolsa de líquido protegida por la membrana sirve como un nido para los virus. Al aumentar su pH (potencial de hidrógeno), el ecosistema silencioso de este refugio se altera y las enzimas, involucradas en la maquinaria celular utilizada por el virus para replicarse, no pueden actuar. También se sabe que la hidroxicloroquina promueve la apoptosis, que es la muerte celular programada, un mecanismo genético que protege al cuerpo de la infección al hacer que las células infectadas se autodestruyan. Voy a trabajar con el reconocido experto mundial Guido Kroemer, profesor de inmunología en la facultad de medicina de la Universidad de París Descartes y director de la unidad de investigación «Metabolismo, cáncer e inmunidad», para profundizar el trabajo sobre Los mecanismos involucrados.

Sin presagiar la publicación de sus nuevas observaciones, ¿qué puede decir sobre la efectividad de Plaquenil?

No te preocupes: funciona. Y aún mejor que eso: tenemos la mitad de víctimas de infecciones virales este año, todas las enfermedades combinadas, sin exceso de mortalidad y sin resistencia a los antibióticos.

Muchos de sus colegas alertan por los efectos secundarios nocivos de la cloroquina …

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, especialmente cuando no se siguen las dosis. La sobredosis de aspirina, paracetamol e ibuprofeno son mucho más peligrosos que la hidroxicloroquina en las dosis que se administran. En cuanto a la azitromicina, a uno de cada ocho estadounidenses se le receta al menos una vez al año. Si matara a las personas o las enfermara más de lo que están, lo sabríamos.

Usted anunció el domingo que pondrá a prueba a todas las personas febriles que vienen a la IHU. Vimos las colas formándose frente al instituto. ¿Qué nos puede contar al respecto?

Desde el lunes, hemos realizado 2,000 pruebas por día. Alrededor del 10% de los evaluados fueron positivos.

¿Cuál es la evolución de las personas que evalúa?

Nuestro protocolo está bien establecido. Verificamos si tienen signos clínicos de la enfermedad y les pasamos un escáner pulmonar de «dosis baja», como lo hacen los chinos, porque algunas de las personas infectadas no tienen signos clínicos evidentes de la enfermedad, pero presentan daños pulmonares que empeorarán si no se tratan. Entonces les suministramos lo que consideramos que es el único tratamiento disponible hasta la fecha, y dos días después están invitados a venir y hacer un electrocardiograma. El riesgo cardiovascular es el efecto secundario más importante. Este tratamiento es ambulatorio, pero los pacientes más graves son hospitalizados naturalmente.

¿Qué cree que le impide generalizar estas pruebas y exámenes de CT en todo el país?

Es ante todo una cuestión de voluntad política y de logística. Tenemos los medios. Entre los laboratorios de análisis privados, los laboratorios veterinarios se puede hacer mucho; además, los médicos del país y las enfermeras liberales, están todos calificados para tomar muestras, disponemos ademas de recursos hospitalarios, hay mucho que hacer pero se puede conseguir. Aquí no somos extraterrestres. Si logramos hacer 2,000 pruebas por día en el IHU en Marsella, no puedo creer que toda Francia no sea capaz de hacer lo mismo que en Alemania o Corea del Sur. 100.000 pruebas al día es lo que necesitamos y podemos hacerlo. Pruebas de PCR básicas, excluyendo epidemias, hacemos 300,000 al año en el IHU. En Marsella estamos bien en cuanto a los escáneres, pero puede ser más difícil en otros lugares, ya que nuestra tasa de equipos en escáneres es una de las más bajas en los países de la OCDE.

Esta es el resultado de las decisiones políticas y financieras de los últimos 30 años. Las tonterías siempre siempre terminan pagándose caro.

Fuente: Marcelle

Latest articles

Bárbaros en Hispania y vándalos en África con Daniel Gómez Aragonés

No hace mucho que leí “Bárbaros en Hispania” de Daniel Gómez Aragonés, uno de...

¿Y si el destino de Cuba se decide en Madrid?

No es deseable, ni justo que españoles en el exterior por más numerosos y simpáticos que sean, decidan los destinos de toda la nación.

El Museo del Prado abre sus puertas a conferenciantes noveles

Ilustración: La disputa con los doctores en el Templo. Paolo Veronés. Hacia 1560. Museo...

Tres generaciones de hispanistas en Salobreña (Granada)

Gracias a Inmaculada Fernández en particular y al Círculo Hispanista de Granada en general,...

Más de la categoría

El Gobierno canario ayudó a 29 descendientes de emigrantes en Cuba en situación de necesidad

Se trata de personas de avanzada edad con serios problemas de salud

El Gobierno canario subvencionará la atención sanitaria a un total de 1.211 canarios residentes en Venezuela

ayudas para la atención sanitaria de las que se beneficiarán un total de 1.211 canarios residentes en Venezuela

Castilla y León: la Junta oferta 5 becas

La Junta financia cinco becas para que castellanos y leoneses en el exterior realicen estudios de postgrado en la Comunidad