*Imagen: Insignia del Partido Nacionalista Vasco durante los años 30 del siglo XX

«El maketo, he ahí al enemigo. Los maketos y su pestífera influencia. Los frutos del maketo: criminalidad, irreligiosidad, inmoralidad, indigencia, enfermedades. La invasión de los maketos no nos reporta más que daños de todo género. Los poco simpáticos rostros de los maketos. La espantosa invasión de los maketos».

«Si habéis mezclado vuestra sangre con la española o maketa, os habéis hermanado y confundido con la raza más vil y despreciable de Europa. A los bizkainos les basta que los españoles o maketos se vayan de su territorio, para evitar todo peligro. Las costumbres inmorales y criminales del invasor maketo. La hez del pueblo maketo. En el tipo repugnante se le distingue al primer golpe de vista al individuo de raza maketa. Es preciso aislarnos de los maketos en todos los órdenes de la vida. En una palabra, es maketo todo español, sea católico o ateo».

Sabino Arana, fundador del Partido Nacionalista Vasco

Deja un comentario