Una vez más Rambo está haciendo las maletas

0
328
Embajada USA Kabul 2021 / Embajada USA Saigón 1975

Otra vez más los elegidos por dios, EE.UU. la ha vuelto a cagar en lo referente a su mentira constante de intentar disfrazar el robo de recursos de un país, con un invento de gente con rabo, para el caso los comunistas talibanes que, como no puede adjetivarlos con lo de ateos, utiliza lo de fundamentalistas.

El petróleo, ese producto que se acabó ya hace algunos años, y ahora lo que se está destilando en las refinerías es magma del núcleo la Tierra; de ahí que del “crudo” actual obtengan en la destilación mucho carbón para vendérselo al llamado Tercer Mundo, donde se puede consumir allí y donde a las multinacionales les de la gana y conseguir, que pronto, al dicho de los fundamentalistas cristianos, estemos todos tan contentos sentados en el cielo, previo habernos asados como pavos en la Tierra; pero con varias empresas que se “salen” con sus valores de las marranerías capitalistas que son las bolsas de sus valores.

Todo se repite: Los buenos, los Usa, a los que les preocupa tres pijos y medio sus propios ciudadanos estadounidenses, especialmente si son negros o hablan español sean del color que sean, con sus amichis los judíos que se encargan de la publicidad de todo, y con el silencio reverencial y a respetar del Vaticano, inician, con las mismas frases repetidas, el voceo de la maldad de unas gentes, a los que tienen que adjetivar con algún mote que asuste en breve tiempo, y lo de los Talibanes cumplió perfectamente el objetivo.

Y después, el negocio guerrero donde mejor radica es cuando la guerra provocada está lejos de los EE.UU. y se necesita mucho dinero para el transporte de pertrechos guerreros, que entonces los “señores de la guerra”, no los hijos de la gran puta de la guerra, sino los “señores”, se forran a millones.

Pero claro, la distancia del foco guerrero que tantos beneficios reporta a la “uniformadas empresas privadas militarizadas yanquis”, luego, al pobre Rambo, cuando se acaban las chocolatinas, los chicles, y dejan las fuerzas, siempre aliadas porque en ellas abundan los negros y los hispanos en alianza de pobreza, de ser simpáticas en los territorios que están violando a la fuerza, el viaje le cuesta mucho más a Rambo cuando tiene que ir repartiendo ostias y poniendo las cosas en el lado bueno de los buenos.

Europa está siendo un fracaso. La China parece ser que quiere ir despacio y dar tiempo, porque con ellos solos, les sobra habitantes al planeta. De los rusos, como están en Europa, hay que esperar lo mismo que hagan los europeos. Y del nuevo frente y por el cual se ha marchado Inglaterra de Europa para juntarse con sus primos de EE.UU. solamente le pueden venir a la humanidad putadas imperialistas modernas de sus élites, sin que ni sus habitantes lo sepan.

Por tanto el temor que tenía Rambo después de la veces que tuvo que ir a Vietnam a llenar de ostias a los vietnamitas cuando se acabaron los chicles de que se iba a quedar en el paro porque el mundo iba por el camino de la cordura, puede dormir tranquilo el bueno entre los buenos del citado Rambo, que mientras que existan con poder los EE.UU. y los dos citados monoteísmos, católicos y judíos, el trabajo no le va a faltar.

Veinte años de guerra han limpiado muchas calles de los señoriales barrios de “científicos”, que es donde normalmente se nutren las fuerzas aliadas (negros e hispanos) en su buen hacer de ser la policía del mundo. Y que como los malos son siempre al final los que ganan, por eso los Talibanes, como ayer los vietnamitas, han ganado con las terribles ganancias de las santas guerras provocadas por fuerzas imperiales que si de verdad desaparecieran y se fueran con sus dioses, el mundo sin ellos sería, seguro, un paraíso.

Salud y Felicidad sin covid. Juan Eladio Palmis.

Deja un comentario