Tráfico de Arte en el MUSAC

Recomendado

León, 14 de enero de 2021.

Querida Ofelia,

La ciudad de León vivió, desde diciembre de 1990, el nacimiento y consolidación de un espacio galerístico y de producción artística denominado Tráfico de Arte. Ubicado en un pequeño local de la céntrica —y por entonces nada gentrificada— plaza Torres de Omaña, este espacio fue pensado y materializado por un joven Carlos de la Varga, que había llegado al mundo del arte tras abandonar sus estudios de arquitectura en Valladolid. La denominación elegida para su proyecto era una declaración de intenciones con la que romper la mayoría de las convenciones del mercado del arte. Sus parámetros programáticos marcan, desde el primer momento, las relaciones con los artistas y las instituciones, generando una fuerte interacción con la ciudad. La intensa vinculación que Tráfico de Arte mantuvo con el hecho comisarial, a través de las numerosas colaboraciones y confluencias con el profesor y crítico de arte Javier Hernando, implicó la aparición de proyectos satelitales de arte público como El hall transformadoAcción públicaEl espacio inventado o el Centro de Operaciones Land Art El Apeadero, junto con otras muchas iniciativas que incluían ediciones, debates, exposiciones y asistencia a ferias de arte que configuraron un rico y proteico escenario artístico.

Toda esta intensa actividad, que transcurrió en paralelo con el despertar digital, originó, a nivel social, una plataforma abierta de diálogo con la contemporaneidad, manteniendo un pulso con las tendencias globalizadoras y neoliberales de la sociedad y por ende del sistema artístico. Esta fértil efervescencia, que supuso la temprana apertura de la galería al contexto de lo público en la ciudad y posteriormente su expansión a la periferia rural, finalmente se truncó en 2007 por causas personales.

Tráfico de Arte. Galería, ciudad y periferia recoge ese legado, permitiendo observar el desbordamiento de los límites de un espacio de creación y la configuración de una escena artística que agitó, sin duda, el conservadurismo imperante en la ciudad, y generó la creación de un caldo de cultivo propicio para que en 2005 abriese sus puertas el MUSAC.

Comisariado: Jesús PalmeroCoordinación: Carlos Ordás

Tráfico de Arte. Galería, ciudad y periferia

Sala 4. Del 31 de octubre, 2020 al 16 de mayo, 2021.

Un gran abrazo desde nuestra querida y culta España,

Félix José Hernández.

Deja un comentario

Lo último