Los indios taínos, los habitantes precolombinos del Caribe, no desaparecieron de Cuba con la llegada de los españoles a la isla hace más de 500 años. Al contrario de lo que mantenían los libros de historia, no fueron exterminados, sino que se desplazaron hasta la montaña. Un estudio multidisciplinar en el que han colaborado expertos de diversos ámbitos y que ha coordinado el fotógrafo onubense Héctor Garrido demuestra con pruebas científicas que hoy en día existe una veintena de grupos humanos que descienden directamente de los taínos.

Un estudio que ha contado con la participación de sociólogos, genetistas y fotógrafos, como es el caso de Garrido quien ha realizado los retratos de los descendientes de los taínos de Cuba. Un proyecto titulado ‘Cuba indígena’ y que se ha presentado en el marco del ciclo ‘Cubacultura’ de Harina de Otro Costal en Trigueros.

Héctor Garrido ha explicado en Radio Huelva cómo se ha gestado el proyecto. Desde su punto de vista es un estudio que «cambia la historia» y que para los descendientes de los taínos sirve para reivindicarse como «indios», que es como quieren que los llamen, sin peyorativos. Se sienten «orgullosos» de serlo.

Artículo anteriorTráfico de Arte en el MUSAC
Artículo siguienteLos Gálvez y la residencia de Chapultepec

Deja un comentario