-Por Antonio Moreno Ruiz

Habida cuenta de los dificilísimos momentos que estamos viviendo a cuenta de la pandemia del coronavirus, un servidor se acoge a la santa figura de Fray Escoba,esto es, San Martín de Porres, cuyo talante juntaba a perro, pericote y gato y cuya sabiduría de herbolario y trascendencia espiritual le llevaba a dones como la sanación y la bilocación, según recoge una tradición compartida a ambos lados del océano.

Siendo que constituye una devoción acendrada de Manuel Burgos Perejón (el Nini), mi hermano en la Soledad de Bollullos y referente desde mi infancia en la hermandad; en mis años de emigrante en el Perú, fue gracias a las cofradías de San Martín de Porres y San Benito de Palermo que me reencontré con una historia importante y entrañable de la historia de mi tierra; historia que sigue viva gracias a la Hermandad de los Negritos, la que hace siglos fue conocida como Cofradía de los Morenos.

San Martín de Porres, tú que estás tan cerquita de Dios, vela por nosotros.

SAN MARTÍN DE PORRES Y LOS NEGROS DE SEVILLA

San Martín de Porres:
Tú que en Lima uniste,
a perro, pericote y gato,
ten presente Sevilla.

En la capilla de los Ángeles,
con su homónima virgen,
el Cristo de la Fundación,
y San Benito de Palermo,
se integra tu carisma.

No en vano aquí siempre,
estuvo el puerto
y la puerta de las Indias.

No en vano, las hermandades
de negros que van desde
México al Perú se nutren
de esta cofradía.

Las enfermedades combates,
desde la grandeza de tu alma,
y tu sabiduría de herbolario;
sanador que atraviesa el
tiempo y el espacio, cuídanos,
oh celestial vigía.

San Martín de Porres,
que tu humildad y tu tesón,
sea la fuerza que nos empuje
para el día a día.

África y España
en América,
tu sangre decidida.

Dios contigo; hacia nosotros,
tu eterna vida.

*Imagen de http://leyendasdesevilla.blogspot.com/2012/03/capilla-de-nuestra-senora-de-los.html

Deja un comentario