El grupo senatorial en Común Podemos volvió a presentar el 17 de diciembre pasado la propuesta de ley para descendientes de españoles nacidos en el extranjero. Es la tercera vez la que la formación de izquierdas presenta la propuesta este año. Esperemos, como dice el refrán, que esta vez sea la buena.

Efectivamente, las posibilidades de que la ley prospere son altas debido a que también se trata de un compromiso firmado entre el Partido socialista y la Podemos si consiguen formar gobierno mañana. Como anunciábamos la semana pasada, la medida forma parte del acuerdo “Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España” y su formulación abre la puerta a una reforma amplia del Código civil de 1889.

La propuesta de Ley presentada en el senado por Sara Vilà, sólo introduce enmiendas que intentan corregir las injusticias creadas por la anterior ley 52/7 o de “Memoria histórica”, que dejaba en el camino a los descendientes de las mujeres nacidas antes de 1978 o las que perdieron la nacionalidad por haber contraído matrimonio con un extranjero.

Los otros colectivos que podrían beneficiarse con la reforma de Vilà son los hijos mayores que no pudieron acogerse a la ley 52/7, o los jóvenes residentes en el extranjero que no solicitaron al consulado antes de cumplir los 21 años su deseo de conservar la nacionalidad española.

Sin embargo, la propuesta que impulsaría la Coalición de izquierdas que gobernará España a partir de mañana si Pedro Sánchez alcanza la mayoría simple en el Congreso de los diputados va mucho más lejos, pues facilitaría que los descendientes recuperen la nacionalidad española, cuando y como lo deseen sin límites temporales.

No está claro todavía si a la luz del compromiso firmado por la Coalición progresista, la propuesta senatorial seguirá el trámite parlamentario hasta el final, o si los diputados aprovecharán para redactar un nuevo texto de ley más completo que permita el acceso a la nacionalidad española a todos los descendientes, tal y como existe en Italia, por ejemplo. En todo caso la formulación del acuerdo “Se reconocerá la nacionalidad española a las personas descendientes de progenitores españoles nacidos en el extranjero en cualquier momento”, permite pensarlo.

La iniciativa de Vilà fue destacada por la prensa especializada. Del mismo modo el portal de En Comú Podem recogía las declaraciones de la Senadora que reiteraba su compromiso con los descendientes, afirmando que se trataba de una ley necesaria y que no se rendiría hasta verla aprobada.

Desde Hispanoamérica distintas asociaciones y personalidades, como la chilena María de los Ángeles Fernández Ramil, saludaron la iniciativa de la señora Vilà. Todos desean que tras esperar tantos años por fin se pueda hacer justicia a los descendientes de españoles. En todo caso, la senadora calificó en sus redes sociales de “gran acuerdo” la iniciativa entre PODEMOS y el PSOE porque recoge el tema de la nacionalidad.

Dejamos a los lectores de Españoles de Cuba el texto completo de la proposición de Ley registrado el pasado 17 de diciembre, no sin antes recordarles que deberán armarse de paciencia antes de que estas iniciativas se materialicen realmente, esperemos en el transcurso del año 2020 si sale adelante la legislatura y ésta no sufre accidentes antes de su término.

4 COMENTARIOS

  1. Grande esta mujer, como persona, como senadora, ojalá algún día poder darle las gracias. Salud para usted y su familia.

  2. Muchas gracias a la senadora Sara Vilà Galán y al Grupo Parlamentario en Comú Podem por su perserverancia en sacar adelante una ley de nacionalidad que realmente subsane injusticias históricas y tecnicismos jurídicos que han motivado la exclusión y discriminación de muchos descendientes de españoles, tales como los supuestos que en ella se enumeran.
    Muchas gracias también a la Coalición de izquierdas que, en el preacuerdo de gobierno progresista PSOE – Unidas Podemos, esbozó una propuesta que podría ser más abarcadora y resolver situaciones que no están contempladas en la proposición de ley ya presentada.
    Ya es hora que España cuente con un cuerpo jurídico coherente en el tema de la nacionalidad, toda vez que hasta ahora está disperso en diversas leyes que no abarcan todos los supuestos.

Deja un comentario