¿Los nietos de las abuelas volverán a ser españoles, lo mismo que los hijos mayores? Nadie puede asegurarlo hoy

2
831
  • Fiasco en el Senado. Como lo anunciábamos la semana pasada Sara Vilà no obtuvo una respuesta a su pregunta.
  • No nos explicamos el triunfalismo de la senadora.

Como era de esperar la vicepresidenta primera del gobierno de Pedro Sánchez no respondió a la pregunta sobre las reivindicaciones de los descendientes de españoles discriminados por la Ley 52/7 o de Memoria Histórica o de “Nietos” como se le conoce en Iberoamérica.

Aunque estemos hablando de dos problemas distintos, no es extraño que Carmen Calvo haya mezclado las reivindicaciones legítimas de los descendientes de españoles residentes en el extranjero con las víctimas de la dictadura. La misma ponente lo hizo antes explicando las razones por las que apoyaba el anteproyecto de Memoria Democrática que impulsa la Sra. Calvo, cuando se trataba de obtener una respuesta precisa a una pregunta bien concreta: ¿Contempla el Gobierno ampliar la nacionalidad para descendientes de exiliados y exiliadas en el Proyecto de Ley de Memoria Democrática?

Es cierto que la tribuna del Senado o del Congreso sirve también para lucirse cara a las nuevas citas electorales y para darse a conocer entre la militancia; pero Sara Vilà sabía lo que estaba en juego y no era hora de darle pie a una serpiente para se le escapase entre los dedos. Hemos escuchado a la senadora con atención y la verdad es que no comprendemos muy bien por qué se fue tan lejos buscándole las justificaciones a un proyecto legislativo que nada tiene que ver con la causa que pretende defender. Ni el cainismo ni el pretendido guerra-civilismo esgrimido por la senadora no pintan nada cuando se les relaciona con la nacionalidad que es un problema puramente legal y no político. Tampoco la pandemia tenía vela en este entierro. Mucho menos cuando la Sra. Vilà pone como ejemplo a otras democracias europeas en cuanto a su tratamiento se refiere.

De hecho, ella misma lo reconoció cuando por fin se decidió a hacer la pregunta en el minuto 1’:41” de su largo e inútil preámbulo. “Víctimas del franquismo también fueron aquellos que tuvieron que emigrar por la pobreza y la falta de oportunidades derivadas de la guerra y la dictadura”. No, señora Vilà, las faltas de oportunidades no son siempre causa de las dictaduras. También son el resultado de de las malas políticas económicas como las que defienden sus socios de PODEMOS en Venezuela y en Cuba. Quisiéramos también aprovechar esta tribuna para recordarle que en Cuba malvive la segunda comunidad española en Iberoamérica. Ya va siendo hora que también se tomen en cuenta sus reivindicaciones, aunque sus representantes sean testaferros de la dictadura.

“Tenemos una deuda con los exiliados, pero especialmente con las exiliadas”, dijo, volviendo a poner el acento en algo que no viene a cuento, el sexo de las abuelas discriminadas. Si se llega a aprobar una reforma del código civil en algún momento de la legislatura, la misma será para todos los descendientes, no solo para los hijos de las españolas emigrantes. En cualquier caso, la senadora repitió los cuatro puntos principales de la reforma que tiene presentada en la Cámara alta, a saber, que se permita el acceso a la nacionalidad a aquellos descendientes de las mujeres que la perdieron por matrimonio, a la de los hijos mayores, a lo que no la ratificaron a su mayoría de edad y sobre todo a los que tuvieron que naturalizarse en sus países de acogida para poder integrarse.

Por poco no puede hacer la pregunta porque con tanta palabrería inútil había agotado los tres minutos que le tocaban. Pero esto no fue todo. Ahora tocaba la respuesta de la vicepresidenta.

Un verdadero festival de mala uva y tergiversaciones de todo tipo “El proyecto (de Memoria Democrática) aspira a un gran consenso y a un gran acuerdo”, afirmó Calvo detrás de su negra mascarilla, para explicar más adelante las razones de su propuesta que no son otras que completar el trabajo de fractura de la sociedad española iniciado por Zapatero, pero que Mariano Rajoy no conculcó cuanto tuvo la oportunidad y la mayoría parlamentaria para hacerlo. En fin, que Carmen Calvo aseguró que los nietos de las abuelas volverían a ser españoles, lo mismo que los hijos mayores. Lo que no dijo es cuándo, no si lo contemplaría la reforma que promueve. Eso fue todo. A continuación, volvió a repetir la misma cantaleta victimaria de los derrotados del 39 sin contarse un pelo. Pero para que le quedara claro a la senadora que ese tema no era una prioridad para ella, aseguró que “una de las primeras cuestiones que haremos será reconocer el derecho de las familias que tienen víctimas en el Valle de los Caídos a recuperar a sus familiares”, porque en la opinión de Calvo no se puede seguir produciendo más dolor a las víctimas. Por supuesto que la mayoría socialista aplaudió con vehemencia la marcada voluntad de la vicepresidenta por dejar zanjado de una vez el tema del Valle. Nosotros los descendientes, nos quedamos, una vez más esperando respuestas.

2 COMENTARIOS

  1. La retórica de la vice PResidenta Calvo ha dejado a mas de uno en la mas absoluta duda, panorama incierto de su respuesta.
    La pregunta del millón: ¿Cuándo se discutirá tal ley?, cuándo será aprobada?, No hay aún un texto donde aclarar las dudas.
    Panorama muy incierto y confuso.

Deja un comentario