-Escrito de Gonzalo Alba Beteré

Ilusos. Hemos sido unos ilusos. Hemos pensado que el comunismo no podía llegar al poder en España porque aquí no podían hacer una revolución cruenta. Al fin y al cabo, estábamos en España, en Europa, y con un ejército modélico, fiel defensor de la Corona y la Constitución. Ilusos.

Las revoluciones cruentas pasaron a la historia con el siglo XX. El comunismo en el siglo XXI llega al poder de manera incruenta, incluso democrática bajo el disfraz del populismo, si consideramos democrático el engaño masivo de votantes con programas electorales que nunca se cumplirán. Así ocurrió en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, etc. Y no nos hemos dado cuenta aquí, en España, donde se atan los perros no ya con longaniza, sino con chorizos de Guijuelo. Ilusos.

¿Qué ocurrirá ahora? Es fácil de predecir, en base a lo que ha ocurrido ya en otros paises. La acumulación de poder en el Ejecutivo, teniendo al Judicial y al Legislativo como meras excusas democráticas, como meros floreros. Y aquí será aún más fácil que en otros paises, puesto que PP y PSOE en estos años ya se habían cargado la independencia del Poder Judicial, y habían burlado ambos al Legislativo cuando querían, a base de decretazos. Y no nos hemos dado cuenta, por ilusos.

Comenzarán cumpliendo con la legalidad vigente. Pero poco tardarán en moldear la legalidad a su antojo. Recordemos los decretazos de Chaves ampliando su mandato o de Maduro retirando poderes al Congreso. Somos tan ilusos que nunca habíamos pensado en que las herramientas legales, como el decreto ley, se pudieran utilizar de manera torticera.

Tras estas modificaciones legales aunque no legítimas, los poderes judicial y legislativo ya no serán obstáculo. El cuarto poder, la prensa, sufrirá un sistema de recompensas/castigos que les permitirá crear un estado de opinión favorable y servil. O somos tan ilusos que creemos aún en la independencia de la prensa?

Tras esto, sólo nos quedará la calle. Pero no, no seamos ilusos. Será muy fácil legislar de manera represiva y dirigir a las fuerzas de seguridad contra el sector de la población que se oponga. Represión en las calles.

Y luego, a esquilmar el pais, a terminar con la clase media en un par de años, a sustituir a las clases medias y altas por su propia oligarquía, a llevar la deuda y la presión fiscal a límites estratosféricos, a recortar las libertades de los individuos, y a adoctrinar y doblegar la voluntad de la masa.

Yo, por mi parte, no me voy a quedar quieto mientras todo esto ocurre. Puedo haber sido un iluso, pero no voy a ser un cobarde. Desde aquí, me gustaría despertar la conciencia de todos los ciudadanos, y les insto a que se unan en torno a una Resistencia movilizada, inteligente y pacífica; a una oposición activa independiente de ideologías y colores; que se unan en torno al sentido común, al amor por España, a la defensa de las libertades y a la construcción de un futuro próspero para nuestros hijos.

#YoSoyResistencia ¿Y tú?

1 COMENTARIO

  1. A correr, ahora si se independiza Cataluña y se desmorona España.

    Que les pasa a la gente, que no se dan cuenta lo que han logrado.
    A caso quieren regresar al pasado y desatar el auge de movimientos Franquistas cómo posible solución a este gran error.

    Volverán las fronteras, las prohibiciones, las violaciones de los derechos humanos, el euro se desplomará, volverán los extremistas y la pobresa extrema.

    Sólo por no cuidar lo que se ha logrado en las últimas décadas, por no valorar lo que tienen y aferrarse a los cambios cómo un símbolo de desarrollo.

    ¿Donde está la monarquía, a caso no debe velar porque estas cosas no sucedan?

    Que Dios los ampare, esto es una epidemia global.

    Feliz 2020

Deja un comentario