-Por Antonio Moreno Ruiz

Sigo desde hace mucho tiempo al periodista napolitano Roberto Saviano. A través de su libro “Gomorra”, por fin encontré las herramientas para disecar las falsedades de esa supuesta aura romántica que algunos le dan a la mafia. “Gomorra”, asimismo, dio el nombre a una película y a una serie. La película no me hizo tilín, la verdad sea dicha; no obstante, la serie me está enganchando y me recuerda muchas cosas del libro. Y así, entre recuerdo y recuerdo, se me vino a la mente una entrevista que el manipulador y ridículo Jordi Évole “el follonero” le hizo al mentado Saviano, en la cual “el follonero”, yendo de graciosillo, dio vergüenza ajena frente a la contundencia de los datos de Roberto Saviano:

Y recuerdo esta entrevista porque nos podemos apuntar un par de cosas antes y después del coronavirus:

1)-Si la mafia tenía poder en Italia, ahora veremos cómo se va a agrandar frente a un estado italiano cada vez más fallido; un estado endeudado hasta las cejas y cuya burocracia y abusos fiscales son todavía peores que en España por imposible que parezca.

2)-Si la mafia llama a Málaga «costa nostra» y en los Quarteri Spagnoli de Nápoles se habla de Barcelona como ciudad de ellos, veremos cómo eso va a aumentar. No perdamos de vista que una de las comunidades inmigrantes que más crece en España son los italianos (así está Italia…). Y no, no estoy diciendo que los italianos que vienen a España sean mafiosos; es que aquí ya hay muchos mafiosos de hace tiempo y aprovechando esta coyuntura vendrán muchos más; siendo que España es un país que no tiene una legislación antimafia como tal y siendo también que los españoles somos los únicos que no queremos enterarnos de que nuestro país es la puerta de la droga en Europa, precisamente porque el Estrecho de Gibraltar es el punto estratégico más grande del planeta, tal y como decía Vázquez de Mella: Es el punto de encuentro (o desencuentro) de Europa y África; es el punto de encuentro del Mediterráneo y el Atlántico y el paso obligado hacia América; siendo que se comparte idioma con los principales proveedores de cocaína a nivel mundial; y siendo que la frontera con Marruecos, a la sazón uno de los principales productores y exportadores de hachís a Europa apenas supera los 10 kilómetros a través del mar.

De hecho, en España ya se dan sociedades muy parecidas a aquellas donde la mafia domina en Italia, véanse las Rías Bajas de Galicia o el Campo de Gibraltar en Andalucía. Ahora parecen dos grandes focos y poco más, pero son mucho más que eso, y con la brutal crisis que acarreará la posteridad del coronavirus, dicho modelo social no hará sino extenderse.

Empero, veamos lo que hace poco ha corroborado el mismo Saviano:

A todo esto, sumémosle la proximidad sociocultural e histórica con Italia, especialmente de Roma para abajo (por más que nos hayan intentado alienar con «arabismos», «celtismos» y otros «hechos diferenciales» inventados)(1).

Ojalá me equivoque, pero me reafirmo: España puede convertirse en un narcoestado, y el que avisa no es traidor (2).

NOTAS

(1) Véase: http://verdadesincomodas.es/contenido/246/al-andalus-contra-espana-enganando-turistas-y-aumentando-la-leyenda-negra

(2) Véase: https://es.panampost.com/editor/2020/04/02/espana-convertirse-narcoestado/

Deja un comentario