Es lo que anuncia un nuevo estudio chino publicado en ayer por la División de Cardiología, Departamento de Medicina Interna de la provincia de Hubei. En el estudio también partcipó el Laboratorio de Genética y Mecanismos Moleculares de Trastornos Cardiológicos, Hospital de Tongji, Facultad de Medicina de Tongji, Universidad de Ciencias de Huazhong y Tecnología, de Wuhan, China, entre otroas instituciones.

Los autores respondieron a la pregunta si la hidroxicloroquiona podría o no ser beneficiosa en el tratamiento de pacientes críticos con COVID-19. La respuesta que encontraron los galenos no deja lugar a dudas: sí, el tratamiento con la molécula «salva muchas vidas».

En el estudio se incluyeron 568 pacientes que se encontraban en estado crítico con COVID-19. Todos recibieron terapia básica y adicionalmente 48 de ellos recibieron hidroxicloroquina por 7-10 días (200 mg dos veces por día). El uso de la hidroxicloroquina se asocia «significativamente» con una disminución de la mortalidad en pacientes críticos, asegura el papel que no ha sido revisado por pares. os galenos consideran que la tormenta de citocias se vio atenuada pro el tratamiento.

Esta afirmación parece contradecir al equipo del instituto epidemiológico de Marsella, para el que el tratamiento con la molécula en este estado de la enfermedad, no parece relevante. En cualquier caso el equipo chino parece guiado prola misma ética del el Marsella cuando aseguran que dada la mortalidad del virus para el que no existen tratamientos específicos su pripioridad es la de «salvar vidas».

Deja un comentario