-Por Rafael Fernández de Zafra (30/05/2020)

Hoy es un día muy especial, es el dia de mis amadas islas Canarias, y felicito a mi amada familia y a mis amados amigos y conocidos de esas bendita tierra de mi corazón.

Por desgracia también es un día triste porque en ellas ondea todavía una bandera teñida de sangre que es la que os muestro y no es la oficial de los perros rampantes y el Océano que representa a esta españolísima tierra y sus gentes, que sin menospreciar tierra alguna es de lo mejor de mi Patria. Esta bandera es una bandera terrorista que representa al  MPAIAC, fue fundado el 22 de octubre de 1964 en Argelia que alentó este movimiento contra España por intereses espurios sobre esa tierra, por el abogado Antonio Cubillo, abogado laboralista, [ previamente vinculado a Canarias Libre y expatriado voluntariamente en 1962 por Entre otros se le unen Ángel Cuenca, José I. Díaz «el Mexicano» y Ángel Cabrera «el Rubio», delincuente común con un dilatado historial.]​

El MPAIAC, apoyado por el Gobierno argelino,opta estratégicamente por una línea africanista, recurriendo a la exaltación de los antiguos aborígenes de Canarias conocidos como «guanches». Con ello llegó a conseguir en 1968 el apoyo de un Comité de Liberación ad hoc de la extinta Organización para la Unidad Africana (OUA), dirigido por Argelia, que en una reunión secreta declaró a Canarias como un archipiélago geográficamente africano, alegando la yuxtaposición geográfica de las islas respecto a África.

En 1975 los servicios de inteligencia argelinos ponen Radio Argel a disposición del MPAIAC, que inicia las emisiones de radio de La Voz de Canarias Libre para el archipiélago canario. Así, Argelia podía favorecer sus intereses geopolíticos en la zona aprovechando la crisis del Sáhara Occidental,y propiciar la creación de una Canarias independiente favorable a sus intereses y fáciles de manejar e incluso invadir. A primeros de febrero de 1976, una delegación de la Junta Democrática de España formada por Rafael Calvo Serer, Santiago Carrillo y José Vidal-Beneyto visita Argel y solicita el cierre de la emisora, ante la nueva situación creada en España tras la muerte del  Generalísimo Franco. El Gobierno argelino aseguró que reconsideraría la situación, pero no retiró la concesión a Cubillo hasta 1978.

El 1 de noviembre de 1976 el MPAIAC inicia la actividad terrorista a través de las Fuerzas Armadas Guanches (FAG), haciendo estallar un explosivo en las Galerías Preciados de Las Palmas de Gran Canaria.

El 27 de marzo de 1977 hacen explotar una bomba en la floristería de la terminal de pasajeros del Aeropuerto de Gran Canaria hiriendo a 7 personas y anuncian una segunda bomba, obligando a desviar los vuelos al Aeropuerto de Los Rodeos, en Tenerife. Ese día se produciría en el aeródromo tinerfeño el mayor accidente aéreo de la Historia, con 583 víctimas mortales. Cubillo negó la colocación de la bomba y achacó las muertes a los controladores aéreos, a los pilotos y a la neblina reinante. Ese mismo mes muere un militante del MPAIAC, Santiago Marrero, en un tiroteo con vigilantes de la Armada Española en el cuartel de La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria, donde había entrado a robar armas. El 13 de mayo se produce el primer atentado terrorista de las FAG en territorio peninsular, estallando un artefacto explosivo en las Galerías Preciados de Madrid.

La única muerte causada directamente por el MPAIAC fue la del artificiero de la Policía Rafael Valdenebro al intentar desactivar una bomba colocada por el grupo en San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) el 24 de febrero de 1978, que iba destinada a asesinar a un abogado local.El artificiero, de 27 años, fue alcanzado en la cabeza, brazos y piernas y fallecería el 8 de marzo.

El 5 de abril de 1978 Cubillo es apuñalado en Argel, quedando inválido para el resto de su vida. El intento de asesinato contra Cubillo fue silenciado durante 72 horas por las autoridades argelinas, mientras ordenaban detener a todo español que viviera en Argel: el gobierno de Houari Boumédiène, debilitado por problemas económicos y políticos, pretendía desviar la atención de éstos relanzando su liderazgo en el Comité de Liberación y hacer comparecer a Cubillo en la cumbre de la OUA. La Audiencia Nacional sentenció en 1990 que personas «no determinadas», pero sí «pertenecientes a los servicios policiales», encargaron el asesinato a José Luis Espinosa Pardo, que fue condenado a 20 años de cárcel y al pago de una indemnización de 150.000 euros. En 2003 Cubillo conseguiría del Ministerio del Interior español 150.253 euros al amparo de la Ley de solidaridad de víctimas del terrorismo, cuando el mismo alentó  la fundación de un partido y movimiento terrorista.

El MPAIAC finalmente renuncia a la lucha armada y en 1979 expulsa a su fundador y secretario general, Antonio Cubillo, por no coincidir en algunos planteamientos con la dirección. Sin embargo, Cubillo seguiría presentándose a sí mismo como portavoz y dirigente del MPAIAC, deslegitimando el uso del nombre por el otro grupo. Posteriormente, Cubillo funda el Congreso Nacional de Canarias (CNC). Dentro del CNC se producirán también disputas por el reparto de 25.000 dólares y posteriores ayudas económicas que supuestamente fueron a su cuenta particular en Francia y habrían terminado con intentos de agresión entre sus miembros.

Hacia 2003, algunos de los antiguos integrantes del MPAIAC que fueron expulsados en su día reconstituyen esta organización, si bien esta reconstitución no será reconocida por la mayoría de los militantes históricos. Por otro lado, la actividad política del MPAIAC reconstituido es prácticamente nula y apenas va más allá de Internet. Esta es la historia de esta bandera que podéis encontrar en hemerotecas, bibliotecas e internet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí