-Por Gonzalo Alba Beteré


Del robo de dos cremas de la Cifuentes se han escrito hasta libros. De los trajes de Camps, varias enciclopedias. Pero ¿quién escribe de los tejemanejes de socialistas de alcurnia en Venezuela? Hay cosas sueltas en la prensa, y voy a intentar reunir algunas de ellas para que se pueda tener una visión global del tema…

¿No es extraño que se esté celebrando un juicio contra Raúl Morodo, Embajador de ZP en Venezuela, y nadie le esté haciendo caso? Se está juzgando a este señor, a su santa esposa, a su hijo Alejo, y a algunas empresas (entre ellas Aequitas Abogados, esa que se anuncia tanto en la radio), por unas extrañas operaciones de «asesoría» a la empresa Petróleos de Venezuela por la que se cobró un pastizal. Transferencias a Suiza, órdenes del Ministro del Petróleo para que se les contrataran, contratos que escapaban al control del Director General de la empresa porque los llevaba el Presidente directamente, y un Director General que aparece muerto en su casa al día siguiente de declarar en el juicio. Pero no pasa nada, un embajador encausado, Suiza, contratos a dedo y un muerto en extrañas circunstancias no es noticia. Mientras no se roben cremas o se hagan trajes gratis no hay noticia.

¿No es extraño que ZP haya viajado 39 veces a Venezuela en estos años? ZP no viaja en turista, así que 39 billetes de primera, o en vuelo privado, más estancias, más acompañantes dan un coste aproximado entre 800.000 y 1.500.000 euros. ¿Cobra tanto el ex-presidente del gobierno como para permitirse tal dispendio? No. Oficialmente, entre su pensión vitalicia y su sueldo como miembro del Consejo de estado, ingresa unos 150.000 euros. Hagan cuentas. ¿Alguien le paga los gastos? ¿Alguien le paga algo más que los gastos? Según Rafael Ramírez, ex Ministro de Energía de Chávez y ex máximo dirigente de Petróleos de Venezuela, Maduro ordenó dar contratos petrolíferos a ZP (Libertad Digital, 2018). Según el bloguero Juan Pardo, ZP cobra 160.000 euros cada vez que viaja a Venezuela: eso hace un total de más de 6 millones de euros. Pero eso no se investiga. Lo que hay que investigar es al sastre del Sr. Camps, claro está.

Zapatero medió ante Maduro para que Venezuela pagara una deuda de 200 millones de dólares a Air Europa. ¿Hace estas cosas gratis el señor Zapatero porque es un santo varón? Una comisión normal para esta operación sería de unos 5-6 millones de dólares, que son muuuuchos botes de crema. Pero claro, como es tan bueno…

El trío Zapatero-Moratinos-Bono, viajeros impenitentes por el Magreb, Guinea, Cuba, Venezuela, Bolivia, etcétera. Claro, normal, viajes de amigos… Como normal es que ZP y Moratinos se vieran en Febrero de 2015 con el responsable Cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera. ¡Ah! Moratinos figura como Presidente de Lindmed Trade, empresa comercializadora de equipos médicos, empresa en la que participa Elisabeth Carmela Ndongo Oyono, relacionada con el ex dictador guineano Macías… Qué buenos son, interesándose por la sanidad en estos paises. Les venden cremita, en vez de robársela.

Bono, siendo Ministro de Defensa, realizó una operación de venta de armamento a Venezuela, aviones y fragatas, a pesar de que no podía hacerlo pues contenían tecnología norteamericana. Pero lo hizo. Ah! Y Morodo, el ex embajador ahora juzgado, no era ni miembro de la carrera diplomática cuando ZP le nombró embajador en Venezuela. Pero eso sí, era amigo de Bono cuando ambos militaban en el PSP de Tierno… Qué tierno todo…

Otro amiguete, Baltasar Garzón, cobraba 1.850.000 dólares por «por redactar un informe sobre la situación jurisdiccional del exjefe de los servicios de inteligencia de aquel país, Hugo Carvajal, ante una requisitoria de Estados Unidos», según Santiago Cervera en Noticias de Guipuzcoa. Según Cervera, Venezuela es «el primer agente corruptor de la política española, mucho más potente que la obra pública o los planes urbanísticos». Más cremita, Baltasar…

Y sigamos sumando. Son cientos los venezolanos cercanos al régimen bolivariano los que pululan por nuestro pais haciendo inversiones inmobiliarias a diestro y siniestro, desde grandes fincas a inmuebles en las zonas más caras. Saben que este gobierno les protege. ¿A cambio de qué? ¿Les untarán… crema?

Y a todo esto, hay que añadir los turbios y gratificantes asuntos de Iglesias, Monedero, Errejón, etc… en Venezuela que, como dice Vidal Cuadras, pueden ser sólo la puntita del iceberg de la turbia relación entre esa dictadura y la izquierda española. ¿Alguien duda ahora de por qué se habla de Guaidó como jefe de la oposición en Venezuela?. ¿Alguien duda de por qué Sánchez no le recibe como han hecho otros presidentes europeos?

¿Alguien duda de por qué Iglesias ahora supervisa el CNI?. ¿Alguien duda ahora por qué Ábalos se reúne con Delcy en Barajas? ¿Alguien duda de la existencia de maletas extrañas en Barajas?

Pero claro, mientras no haya alguien que robe dos cremas, no hay por qué hacer caso a todas estas cosas. Evidentemente, ZP y sus amiguitos son «la crème de la crème»…

Deja un comentario