La Xunta y Unicef están desarrollando en Cuba un proyecto de rehabilitación de infraestructuras educativas afectadas por el huracán Irma que en septiembre de 2017 afectó al Caribe causando importantes daños.

El director xeral de Relacións Exteriores e coa UE, Jesús Gamallo, y representantes de Uicef-Comité Español visitaron el pasado 22 de enero varios de los proyectos que se están llevando a cabo en Cuba gracias a la Cooperación Galega, ya que tal y como indicó Jesús Gamallo, la educación es uno de los ejes principales de actuación del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia en el país caribeño.

La colaboración de la Xunta se centra en la rehabilitación de los tres círculos infantiles afectados del municipio de La Habana del Este, que son ‘Mi Barquito’, en Peñas Altas, e ‘Ismaelillo’ y ‘Semilla Escondida’, en Alamar. Los Círculos Infantiles son un nuevo concepto de cuidado y atención a hijos de madres trabajadoras de uno a seis años de edad en el que los niños reciben una formación integral de calidad a cargo de personal calificado sobre salud, alimentación, educación, protección, afecto o comunicación; así como el desarrollo de hábitos y habilidades, sentimientos y calidades que los preparan para su ingreso en la educación primaria y para la vida.

La infancia en Cuba

La educación es uno de los tres ejes fundamentales de actuación de Unicef en Cuba, junto a la salud, la nutrición y la cultura de derechos, protección y participación infantil. En este sentido, la labor de Unicef pasa por sostener el acceso universal a la educación pre-primaria, primaria y secundaria, y mejorar la calidad educativa y la inclusión. De los 11 millones de habitantes de Cuba, 2,5 millones son niños. Casi dos millones residen en zonas urbanas, y los menores de cinco años representan el 7% de la población.

Deja un comentario