-Por Pepe Herrero

EL VERDADERO PROBLEMA.


El verdadero problema que tenemos no es que unos menas provoquen una trifulca en Alcorcón con banderas republicanas contra manifestantes protestando por este Gobierno.

Tampoco está en que un ciudadano airee una bandera arco iris por la calle y se queje de ser insultado.

Tampoco está en que grupos de ultra izquierda agredan a un ciudadano con la bandera de España y lo apuñalen.

O que Pedro Sánchez dijera no hace mucho que no pactaría con Bildu “y si es preciso lo digo 5 veces” o que no pactaría con Iglesias porque “pactar con Podemos sería ir a las cartillas de racionamiento” y que ahora nadie de los suyos se lo reproche.

El problema está en cómo se comunican estas noticias y en cómo se manipulan interesadamente.

Ayer mismo, en el perfil de un amigo, me intentaron demostrar que habían agredido a un manifestante de izquierda publicando un enlace a un digital fake que aseguraba que el agredido era de izquierda cuando le tuve que pasar un enlace de Él Mundo en el que demostraba que el agresor era de extrema izquierda y el agredido llevaba una bandera de España y protestaba contra el Gobierno. Pero calla y no me reconoce que había metido la pata hasta el corvejón.

La tónica es esta, blanquear a los que se manifiestan contra los que llevan cacerolas como en Alcorcón , donde los que se enfrentaron a los que hacía cacerolada era menas, delincuentes conocidos por la policía y okupas que tienen ciertos privilegios en espacios públicos ante la permisividad de la alcaldesa del PSOE en coalición con Podemos.

Es lanzar una noticia en redes falsa dándola por buena como decir “un gay insultado por llevar una bandera arco iris”, cuando la realidad es que el chico salió como un pollo sin cabeza metiéndole entre los manifestantes con la bandera en plan provocador hasta que alguien le dijo que respetara y dejara de hacer el gilipollas. Y ya tenemos titular. Y es utilizada en redes para llamar fachas y homofobos a los que llevan banderas de España. Siendo que entre ellos hay gays.
Y ya es creída por los que se agarran a un clavo ardiendo a estos detalles para intentar que aguante esta izquierda en el Gobierno.

El problema es que medios creados para ello y jugosamente subvencionados con nuestro dinero hagan el trabajo sucio y ninguneen las mentiras del Gobierno constantes y aprovechen el más mínimo resquicio para cargar contra la derecha.

El problema es que haya quien les cree ciegamente y lo primero que me dicen es “facha” cuando intervengo en la página del PSOE o de La Sexta.

El problema es que se manipule la realidad en los medios y las redes de manera tendenciosa y torticera.

El problema es que los que salís aquí a rebatirme esto no os dais cuenta que os están engañando. Sois ingenuos.

Y lo que nos viene…

Deja un comentario