CABALGANDO POR EL LEJANO OESTE

Cabalgando por el Lejano Oeste,
voy forjando destinos mediante rutas,
que asiento con mis intrépidos camaradas,
avanzando entre dunas y bosques,
haciendo las montañas llanas.

No nos dan miedo las dificultades.
¡No nos da miedo de nada!

Somos los pioneros de este Nuevo Mundo,
la vanguardia combatiente y defensiva,
los escudos de protección y seguridad,
del virreinato de la Nueva España.

Los más expandidos lindes van en
nuestras alforjas de aventuras inspiradas.

Hoy estamos vivos y coleando.
¡Quiera Dios que también mañana!

Antonio Moreno Ruiz

Deja un comentario