«… que llegó a incluir Texas, Arizona, Nuevo Méjico, gran parte de California y algunas zonas de Colorado, Utah y Nevada. Además de este cometido, protegían las rutas de comunicación entre Méjico y California y entre Texas y Florida.

La larga frontera cubría un vasto territorio que iba desde San Francisco en California hasta San Agustín en Florida, a lo largo 4.000 Km en línea recta, pero que sobre el terreno suponían cerca de 6.000 Km. La naturaleza y el poder del ejército español nunca guardó proporción con la magnitud de su Imperio.

En 1771 se consolidó una línea de defensa de trece presidios contra indios y extranjeros desde Altar (Sonora) hasta la Bahía de Espíritu Santo (Texas), que excluía a los que se encontraban más al Norte en posiciones avanzadas, como el de Santa Fe (Nuevo Méjico) y San Antonio de Bejar (Texas), y los de California, Luisiana y Florida. Todos ellos estaban comunicados mediante una línea de correo mensual. Aprovechando las reformas, el norte de Virreinato vivió una época de…»

-Más información en el enlace: https://laamericaespanyola.wordpress.com/2017/06/19/dragones-de-cuera/

*Recuérdese:

Deja un comentario