InicioFirmas¿Donde estaban los quiteños antes y después de la independencia?

¿Donde estaban los quiteños antes y después de la independencia?

Published on

-Por Francisco Núñez Del Arco Proaño

¿DÓNDE ESTABAN LOS QUITEÑOS Y QUITENSES ANTES Y DESPUÉS EN LA INDEPENDENCIA DE QUITO?

Olmedo, testigo desesperado del esfuerzo unilateral y minoritario por obtener la separación de Quito de las Españas, sigue evidenciando la situación real de la campaña final que llevó a Pichincha, la cual cambió gracias y exclusivamente a un golpe del timón de la fortuna en las faldas del volcán quiteño. En carta “totalmente autógrafa” de 17 de septiembre de 1821, firmada en Guayaquil, informa primero que Sucre sufrió una “total derrota” en las llanuras de Ambato el 12 de septiembre, donde él mismo (Sucre) escapó herido (llamada Batalla de Segundo Huachi), y después expone y ruega a San Martín, entonces Protector del Perú: “Hemos perdido los primeros elementos de nuestra defensa; tropas y armas. Es indispensable que V.E. se digne hacer los últimos esfuerzos para dirigir a este punto mil hombres, entre ellos doscientos de caballería” , además solicita armas, municiones, pólvora, y los demás elementos de guerra necesarios. “Todas nuestras armas, todo cuanto teníamos para nuestra defensa se empleó en esta expedición en la cual libramos nuestra salud y nuestra libertad: y todo ha sido sacrificado.” (Y EN WIKIPEDIA DICEN ESTO DE LOS HECHOS DEL 12 DE SEPTIEMBRE DE 1821. «El 12 de septiembre de 1821, tras un breve contacto entre ambas fuerzas, los realistas intentaron huir.» :v Hay que ser descarados) Y concluye con esta lamentación: “V.E. combate por la causa general de la América; y la importancia de este punto debe mover a V.E. a dispensar la molestia y frecuencia de nuestras peticiones. Nuestra situación y el amor al país nos hacen importunos.” Es decir que sin la intervención de elementos foráneos al Reino de Quito, más todavía de los que ya habían llegado con Sucre –incluyendo la Legión Británica-, la separación se hacía imposible. ¿La independencia querida por las mayorías quitenses? ¿Dónde estaban las mayorías de los territorios quiteños para sostener el “Ejército Libertador de Quito”?

Y como si no fuera suficiente, Olmedo testimonia por esos mismos días la posición fluctuante de esas “tropas libertadoras”. Tras la derrota de Ambato (Segundo Huachi), las fuerzas de Sucre se vieron reducidas en 500 hombres, los cuales se incorporaron a las filas realistas. Allí mismo dice que las “reliquias de nuestra fuerza” necesitan de “esfuerzo… para aumentarla”, de forma “obstinada”.

Obstinada y desesperada situación, la cual las tropas de Colombia tuvieron que enfrentar, solicitando y acordando por esta razón un armisticio en noviembre de ese mismo año a las tropas de Quito. Olmedo tiene que enviar explicaciones al respecto a San Martín, para poder justificar su posición tan comprometida, donde asegura que de no haber llegado a ese armisticio, la guerra habría devastado a Guayaquil y su territorio. En esa misma explicación reitera que “El Gobierno de Guayaquil, que no ha cesado desde su instalación de solicitar tropas a V.E., cree, su deber, después de las explicaciones que acaba de hacer… instar a V.E. para que dirija una parte de sus fuerzas sobre Cuenca”, para evitar acciones de los realistas de dicha ciudad contra ellos. Lastimeramente Olmedo apela a “la fraternidad jurada entre los que siguen un mismo sistema, y que combaten por una misma causa”, en ese sentido.

Si como se constatamos con el desesperado Olmedo, los quitenses hicieron poco o nada para pelear por su independencia definitiva, una vez obtenida esta tan «ansiada» independencia por el pueblo del Reino de Quito más independentista que la Independencia, más libertario que la Libertad y más bolivariano que Bolívar, como se nos repite una y mil veces, se hubiera esperado su exaltación para continuar con una tarea a la altura de su entusiasmo «libertario», a fin de sellar la «libertad» de América, en particular la del Perú, todavía bastión realista.

El propio Simón Bolívar nos detalla la situación en carta a Santander desde Guayaquil del 15 de abril de 1823, a menos de un año de la Batalla de Pichincha donde se selló la separación (no definitiva) de Quito y el inicio de la libertadura:

«Trato de levantar tres batallones de gente del país, más no servirán de nada, porque al mover un cuerpo de un lugar a otro se desertan todos […] La mayor parte de los reclutas que hemos mandado a Lima son casados y con hijos, porque se casan muy temprano los muchachos en este país […] he agotado el manantial de mi rigor para juntar los hombres y el dinero con que se ha hecho la expedición al Perú. TODO HA SIDO SOBRE VIOLENCIA. Los campos, las ciudades, han quedado desiertos para tomar 3.000 hombres y para sacar doscientos mil pesos. YO SÉ MEJOR QUE NADIE HASTA DÓNDE PUEDE IR LA VIOLENCIA, Y TODA ELLA SE HA EMPLEADO. En Quito y Guayaquil se han tomado LOS HOMBRES TODOS, EN LOS TEMPLOS Y EN LAS CALLES, PARA HACER LA SACA DE RECLUTAS. El dinero se ha sacado a fuerza de bayonetas.»

Tan celoso de la Independencia fue ese pueblo, que el mismo caraqueño había reconocido poco antes: «Los veteranos se llevan amarrados al enemigo» (Bolívar a Santander, Quito, 6 de diciembre de 1822).

No sorprende en lo absoluto, entonces, la masacre que Bartolomé Salom perpetraría poco después contra ese mismo pueblo quiteño para obligarlo a luchar por ilusiones de las que claramente no eran afectos. Masacre, ésta, que sobrepasa a la del 2 de agosto de 1810, de la cual sin embargo no se guarda memoria alguna en la actualidad. ¿Sospechan por qué?

SOBRE EL MEME: 1.Ecuador no existía (ni la tricolor se utilizaba, la bandera que se utilizó por los independentistas en la batalla fue la de Guayaquil). 2. La mayoría de las tropas realistas, o sea, los «españoles», eran americanas, quiteñas e indígenas del Cuzco. 3. La mayoría de las tropas independentistas eran no quiteñas («ecuatorianas»), sino británicas, venezolanas y neogranadinas reclutadas a la fuerza, y rioplantenses traídas con engaños.

Latest articles

Ricardo Chibanga, referente y tradición

Ricardo Chibanga fue un torero de origen mozambiqueño que en la segunda mitad del...

Austrias buenos y Borbones malos

En el imaginario colectivo hispánico de muchos aficionados a la historia, los Austrias son...

Subsecretario de Asuntos Exteriores: «El gobierno cubano bloquea la apertura del nuevo consulado en Camagüey»

Una de las novedades señaladas por el director general fue la paralización del proceso de apertura de un nuevo consulado en Cuba

Diputado español: “Hasta ahora el voto de los españoles en el exterior podía cambiar algún escaño, pero ahora puede cambiar gobiernos”

“No nos queda más remedio que escucharos, nosotros vamos a salir a buscar votos”, señaló el diputado del PSOE Julio Navalpotro

Más de la categoría

Castilla y León: la Junta oferta 5 becas

La Junta financia cinco becas para que castellanos y leoneses en el exterior realicen estudios de postgrado en la Comunidad

El plazo para solicitar las ayudas de subsistencia finaliza el día 2 de mayo de 2022

España ofrece ayudas extraordinarias a los nacionales residentes en el exterior que se encuentren en situación de necesidad

Apenas 4 días para solicitar la ayudas de urgencia

El próximo 29 de marzo finaliza el plazo para solicitar las ayudas económicas individuales de la Secretaría Xeral da Emigración