-Por Chema Guevara

He pasado toda la noche buscando datos e información sobre cuanto está pasando y puedo resumir todo en este orden:

El gobierno chino ha sido absolutamente miserable tanto por ocultación de información como por el trato a su propia población infectada, tratada en algunos casos como auténtico ganado, falseando las cifras y usando el chantaje directo con los países con los que tiene acuerdos comerciales tales como Italia, Irán y España, chantaje que junto con la nulidad de los gobiernos de estos países ha permitido la entrada de un virus que podría haberse controlado perfectamente, véase Taiwán, país vecino y buen conocedor de los turbios manejos de gobierno comunista chino y con tan solo 45 afectados.

El país que mejor está gestionando la crisis es Corea del Sur dado que su sistema de respuesta médica evita los colapsos hospitalarios, el desplazamiento de ambulancias y los ingresos innecesarios. Muy en contra, el modelo italiano mantiene paralizado medio país, atestados los servicios de emergencias y poniendo en enorme riesgo su economía.

El gobierno español conocía lo que estaba pasando y los riesgos de contagio mucho antes del día 4 y el aviso de la OMS pero prefirieron ceder al chantaje chino y permitir que el contagio se extendiese libremente, por no mencionar los pacientes chinos con positivo en coronavirus que fueron dados de alta sin registro de dicho positivo por orden de algún mando político y que fueron por ahí repartiendo miasmas.

Los médicos y virólogos más serios y más acostumbrados al trato con esta clase de crisis coinciden todos en que una cosa es la prudencia y otra el pánico. Estamos ante un virus con una latencia jodida, altamente contagioso, con una mortalidad de entre el 2 y el 3% que en el 80% de los casos se padece como poco más que un catarro. Los pacientes de riesgo son las personas mayores, los enfermos y aquellos con patologías previas de tipo pulmonar en grado alto o severo.

En ningún caso son partidarios de promover un pánico innecesario, de la interrupción de la actividad laboral o de la cotidianidad dentro de unos patrones lógicos de control en países con buena sanidad como es el caso europeo.

La mayor causa de mortalidad no proviene de la enfermedad en sí sino del colapso que se produce en los servicios médicos incapaces de atender a tantos pacientes al mismo tiempo, de ahí que se apele tanto a la responsabilidad y el que el sistema coreano sea tan eficaz.

El mayor riesgo de todo esto no es la enfermedad en sí, son las consecuencias que puede traer su mala gestión tanto en la salud como en la economía de un país. Tal vez esta sea la parte de la que ya hablé en la que se use a la crisis supuestamente pandémica como excusa para justificar una nueva crisis económica esta vez absolutamente sistémica.

No es descartable que el partido comunista chino, bastante tocado por el hartazgo popular que exige libertad de una vez, sea responsable de la expansión y trasmisión del virus en su propio territorio con el fin de recordar a sus ciudadanos que sin papá estado están perdidos. Hablamos del partido comunista chino y eso es hablar de gente capaz de cualquier aberración.

No tengo miedo al virus, me preocupa mucho más que por cuenta de la nefasta y posiblemente traidora gestión de este gobierno, mi sustento esté en peligro y una cosa tengo clara, hambre no voy a pasar y como yo los muchos autónomos, trabajadores por cuenta ajena y otros tantos que a diferencia de sus apesebrados tenemos que trabajar para vivir.

Oh, por supuesto, rezad por no tener un accidente con el coche o romperos una pata en este momento; con las urgencias colapsadas lo lleváis bien jodido. Y todo por unas fronteritas de nada, pero ey, ¿ciudadanos del mundo y esas cosas eh?

Deja un comentario