InicioEspañoles de CubaUn empresario argentino fue condenado a 10 años de prisión por corrupción...

Un empresario argentino fue condenado a 10 años de prisión por corrupción en Cuba

Date:

Del autor

Tiempos turbulentos: Fernando VII, Carlos IV y Bonaparte

-Por Emilio Acosta Ramos A principios del siglo XIX la...

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Descolonizar Cuba

los pueblos como el cubano son en esencia sociedades europeas trasplantadas a otro clima, otra latitud y longitud

El Museo Nacional del Prado celebra su 203 aniversario

Foto: Trampantojo creado por el grafitero DiegoAS. Foto ©...

Emilio Enrique Cotter fue sentenciado por sobornar a funcionarios de la empresa petrolera nacional Cupet. La Justicia, además, sentenció a 6 cubanos. Los negociados provocaron pérdidas millonarias

 

Emilio Enrique Cotter, citado como de origen argentino y representante de la firma uruguaya DFS, fue condenado a 10 años de cárcel. El resto de los implicados son cubanos: Pedro Santa Cruz (13 años), Reinaldo Mederos (10 años), Jorge Shuman y Joel Pumariega (2 años), mientras que Rafael Arias fue sentenciado a 5 años de trabajo correccional.
El fallo precisó que los funcionarios cubanos envueltos en el suceso, que data de mediados de 2009, enfrentaron cargos por los delitos de cohecho, incumplimiento de obligaciones en entidades económicas, abuso en el ejercicio del cargo y falsificación de documentos privados.
El informe judicial sostiene que el argentino Cotter «se aseguró de encontrar en uno de los especialistas de la empresa comercial Cubapetróleo (Cupet) la vía que facilitara la concertación de contratos entre DFS y empresas cubanas».
El oficial de la Seguridad del Estado cubano Eduardo Pérez dijo en el reportaje que «la mentalidad corrupta» de Emilio Cotter lo llevó a «sobornar» a dos especialistas del Centro de Investigaciones de la Industria Química cubana para que hicieran un «peritaje falso».
Pero también manifestó que existen algunos indicios alrededor de la conducta de Cotter por los que las autoridades sospechan que «realmente ese no era el fin», sino que el objetivo podía ser «dañar la economía cubana», pues no tuvo forma de justificar «de dónde salían los fondos con los repartía el dinero a los funcionarios cubanos ni el domicilio legal de la firma DFS en Uruguay».

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario