Luego de aprobarse por fin los nuevos presupuestos de la Junta de Andalucía, encabezados por el Partido Popular y Ciudadanos y ajustados por Vox, la izquierda, desde los socialistas a Podemos, dice que estos presupuestos suponen un paso atrás…


Sin embargo, sabiendo que Podemos es una marca bolivariana, no le vamos a hablar de los pasos atrás que suponen los regímenes comunistas, estando todavía su amado castrochavismo vivo y coleando.


En cuanto al PSOE, que nació siendo marxista violento, atravesó el desierto en la postguerra, se reconvirtió en socialdemócrata europeísta y ahora anda entre lo socialdemócrata, lo hippie y lo marxistoide, ha gobernado Andalucía durante casi 40 años. Y el caso es que Andalucía es la región más atrasada de España (con Extremadura, donde el socialismo también ha gobernado muchos años) y una de las más atrasadas de Europa. Y estos gobiernos socialistas han ido de la mano de coaliciones con Izquierda Unida o Podemos.


¿No será que el paso atrás lo dio Andalucía con ellos desde hace mucho tiempo?


Y en verdad, lo que está pasando es que con Susana Díaz a la cabeza, se huele el miedo. El miedo a cerrar muchos tinglados de amiguetes que se están repartiendo dinero público en nombre dizque de las mujeres, los homosexuales, o lo que venga bien; porque para su marxismo cultural, mujeres (¡Andalucía es la región española con mayor desempleo femenino!), homosexuales y lo que venga bien son sujetos políticos a utilizar según su conveniencia ideológica. Por eso callan cuando la policía castrista apalea homosexuales en Cuba. Y por eso se mueren de miedo sabiendo de que en sus últimos días de gobierno andaluz saltaron a la palestra multitud de escándalos de cargos socialistas gastándose el dinero público en cocaína y prostitutas (¡menudo feminismo!); y todavía están pendientes los escándalos de los Expedientes de Regulación de Empleo, en los cuales los socialistas y sus adláteres robaron a manos llenas el dinero que iba destinado para los desempleados andaluces.


Y por encima de que estos presupuestos gusten más o gusten menos, lo que le preocupa al PSOE y sus utilitarios no es la «justicia», los «pobres» (¡son especialistas en fomentar y aumentar pobreza!) o etc.; lo que les preocupa es ahogarse en su propia diarrea por todo el mal que han hecho y causado; y que no va a ser silenciado eternamente.

Deja un comentario