Nuestro redactor Ferrán Núñez, autor de «España contra los salvajes (Cuba, la guerra civil olvidada)» -entre otros-, suele referir que el Centro Gallego y el Centro Asturiano de La Habana, hasta 1959, manejaban más dinero en Cuba que los angloamericanos. Pareciera que con Fidel Castro se acabó eso… Pero no tanto. Porque Fidel y Raúl Castro son hijos de un gallego que peleó por la bandera española en Cuba, y Díaz-Canel es descendiente de asturianos. Numerosos republicanos ibéricos actuaron en los procesos revolucionarios hispanoamericanos, especialmente en Cuba y México; y a día de hoy, luego de sesenta años de dictadura comunista triunfante (con todo el apoyo de la «moral» progre-burguesa de los «países ricos») en Cuba, todavía no hemos visto un jefe de estado negro; ni tampoco una jefa de estado; y de hecho, la élite comunista de la isla sigue siendo blanca. Y por más que muchos criollos descendientes de emigración española reciente tomaran el camino de Florida (con el gran cambio antropológico que ello le ha supuesto a la perla del Caribe); sin embargo, todavía, sesenta años después, la vaina va de gallegos y asturianos.

¡Válganos la tragicomedia!

Deja un comentario