Me dirijo a ustedes por la eliminación de la plaza de custodio en el cementerio de Alquízar.
El 3 de noviembre mi esposa y yo fuimos al cementerio de Alquízar a llevar flores y limpiar la bóveda de mi familia. Al llegar, vimos que estaba abierta y el osario donde guardo los restos de mi hermana y mi mamá fue profanado: faltaban el pelo y la cabeza de mi hermana.
Otros familiares se han quejado de que les llevan las flores, las caras que compran en las Tiendas Recaudadoras de Divisa. Los recuerdos que ponemos en las urnas y las bóvedas, de gran valor sentimental para la familia, igual se han perdido.
Todos se preguntan por qué quitaron a los serenos. Cuando estaban, no sucedían estas cosas.
Me personé en la funeraria el mismo día 3; fui muy bien atendido y me orientaron dirigirme a la Policía, lo cual hice. Me atendió el carpeta que estaba de guardia, y llamó a varios lugares, pero como era domingo no pudo encontrar a nadie; entonces, se levantó el acta de la queja, o sea, no se podía hacer nada más.
¿Será que nadie es responsable de estos hechos que afectan sentimentalmente a personas como yo?

Osvaldo Capote Pérez
Carné de identidad 40042502008 Avenida 105, #9614, Apartamento 4, entre 96 y 98, Ceiba Nuevo, Caimito.

 

Fuente: El Artemiseño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here