InicioEspañoles de CubaMariela Castro se reúne con el embajador de España en Cuba

Mariela Castro se reúne con el embajador de España en Cuba

Date:

Del autor

La expulsión de los jesuitas: Antecedentes y consecuencias

-Por Emilio Acosta Ramos Un tema que genera debate es...

Gracias a Alejandro Toledo, el globalismo se infiltró en el Perú

-Por Mar Mounier 'Gracias' a Alejandro Toledo, el globalismo se...

La camiseta de la Sampdoria

Habida cuenta de que en su momento hablamos de...

Cordial encuentro hoy del Embajador de España, Juan José Buitrago, con Dra. Mariela Castro, Directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (CENESEX). Explorando vias de colaboración futura.
 


La menor de las tres hijas de Raúl Castro se ha convertido en una verdadera embajadora del régimen de La Habana. Con más glamur que el insulso ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, Mariela Castro Espín se siente a gusto en los escenarios donde se puede codear con estrellas internacionales.
Lo ha demostrado en varias ocasiones. En 2015, por ejemplo, apareció en un festival junto a su hermano, la rica heredera Paris Hilton y la modelo Naomi Campbell. El año siguiente se la vio, sentada en primera fila, en un desfile de Chanel organizado por Karl Lagerfeld en el paseo del Prado habanero. Lejos de la vista de los pobres cubanos, mantenidos a una distancia respetable. También se la puede ver en las capitales extranjeras, interviniendo en foros internacionales. Estuvo hace pocas semanas en Madrid para participar en un evento sobre violencia urbana. En esa ocasión, destiló unas cuantas declaraciones a la prensa, por lo menos a la que le convenía. La otra fue apartada y tratada con el desprecio reservado a los que en Cuba no forman parte de la comitiva oficial. Cuando un periodista español que no era de su agrado, Guillermo Sánchez, de Hispano Post, le preguntó simplemente “¿qué tal por España?” en el aeropuerto de Barajas, ella le ignoró y pidió a su séquito que alejaran a ese “moco pegado”.
La sobrina de Fidel Castro no soporta que la molesten cuando representa a su país en el extranjero. En Cuba, donde dirige el Centro Nacional de Educación Sexual y es diputada (designada, no elegida de forma democrática), no está acostumbrada a ello. Lleva la prepotencia en su interior. Es curioso que algunos fuera de la isla la consideren casi como una disidente. No lo es. Disidentes han sido la hija ilegítima de Fidel, Alina Fernández, y la hermana de Fidel y Raúl, Juanita Castro, ambas exiliadas en Miami. Mariela se permite ciertas críticas al machismo ostentado por el régimen castrista para limpiar las culpas de su padre y de su tío. Ella defiende en la actualidad la causa de los homosexuales, de los bi y de los trans, pero no cuestiona lo que sus ilustres familiares hicieron con ellos en el pasado. Cuba fue, en los años sesenta, un verdadero campo de concentración para los homosexuales y también para los católicos practicantes, los adeptos a la santería y los fans de los Beatles. Los campos de la UMAP (Unidad Militar de Ayuda a la Producción), sobre todo en la provincia de Camagüey, en el centro de la isla, fueron una de las principales muestras de la barbarie de la revolución.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario