Se suele disculpar la criminal barbarie del imperio soviético con aquello de que fue muy productivo e industrial… ¿Pero realmente fue tan así? ¿Acaso la industrialización de Rusia no comenzó ya con los zares, especialmente con Nicolás II, tal y como recuerda Nicolás Kasanzew (1), a pesar de que tanto liberales como comunistas insisten en que la Rusia del siglo XX era un país «feudal»?

Bueno, ciñéndonos a lo que nos toca, tal vez el profesor M. A. Bastos tenga la clave de la trampa soviética: Fabricaban muchas armas, pero pocas lavadoras. Y así, los datos macroeconomicos oficiales decían una cosa, pero la realidad iba por otro lado.

Pasen y vean:

NOTA:

(1) Sobre Nicolás Kasanzew:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí