Las Cajas de Ahorro de España triunfarían en América

Date:

Así como los bancos son el invento que más hambre, aún más que las guerras, le causan a la humanidad, las Cajas de Ahorros serían una solución inmediata y rápida para toda América, por disponer en su esencia de una solidaridad socializada, con un rendimientos preciosos y precisos; y por eso se las cargaron con saña, rabia y mucha mala leche los bancos, en complicidad con los politiquillos de turno, porque los banqueros no podía dormir tranquilos por las noches pensando en el poder familiar colectivo de las Cajas.


Las Cajas De Ahorros Populares, desde su fundación efectiva al final del siglo XIX, han sido los organismos financieros que más estabilidad y calidad de vida le han otorgado a España y a los españoles, que, en el fondo, nos encanta destrozar los jarrones, las obras de arte, cuanto más valiosas sean, mejor, y las Cajas eran nuestros incalculables jarrones de la China.


Un banco, todos los bancos, nacen fruto de la comunión de unas gentes egoístas para ganar dinero sin mirar si está bien o mal; pero, primando siempre, el ganar dinero a costa de lo que sea. Y no tienen ninguna partida de solidaridad en sus estatutos, aunque se gasten algo en publicitarse. Aunque bien es verdad que ya ni en eso gastan apenas dinero, porque sobran hijoseputa para cantar sus mentirosas virtudes.


Las Cajas de Ahorros, son, o fueron, empresas, fundaciones, sin ánimo personal de lucro, por lo que no reparten nunca dividendos, y todos y cada uno de sus impositores son los dueños de la fundación o del ente diferente siempre de la puta sociedad que son los bancos; Mientras que en los bancos lo primerico de todo es repartir las ganancias entre sus dueños.


De lo español no todo lo hecho ha sido generar montones de basura, y si ahora una vez más, fruto de la envidia más rastrera, el sistema español, la gente española en general está deseando ver el fracaso de los “Chalecos Amarillos” en Francia por la pérdida de identidad, por la inmensa pérdida cultural social en España que nos impediría hacer algo semejante a lo hermoso que está haciendo nuestra vecina Francia, prácticamente dos organismos españoles, Banco de España, y Ministerio de Economía, al frente de personas vivas y coleando todavía, verdaderos hombres peleles y de paja de grupos bancarios crueles y despiadados, nos dejaron indiferentes a todos los españoles; que, al final estamos resultando el pueblo que mejor sale a pastar, y si no hay yerba, nos vale con los piensos compuestos.


En cuanto en España las Cajas de Ahorros controlaron el cincuenta y uno por ciento del mercado financiero español, porque resultaban entidades más cercanas, efectivas, equitativas con las gentes que los bancos, el podrido sistema financiero bancario puso en marcha a toda su gentuza, y unos se encargaron de sacar a pastar al pueblo español al campo sin yerba, y el otro grupo, repartiendo migajas de puestos vitalicios de consejeros bancarios entre los inmorales políticos españoles, en un pis pas, la burrada más voluminosa de recursos económicos alcanzados nunca por un pueblo como el español, se lo comieron entre banqueros y políticos, en ese orden, ante los aplausos de los medios sociales trompeteros pendientes de la liga de futbol.


Semejante destrucción social económica, nos vino de fuera. Porque lo malo o muy malo, siempre suele venirle a España entre los ramos de flores que nos traen de regalo desde fuera, entre el cacareo de gallinas cluecas, agradeciéndolo, de los medios de comunicación subvencionados. Pero, caso de ahora mismo, el buen saber hacer del pueblo francés, que se ha cansado de partidos políticos y sindicatos, los ha apartado y ha salido a la calle a resolver las maldades que sus políticos le han gestado, semejante bien social nunca nos llegará a esta España sin líderes, amorfa, sin dirigentes, malversada por gente que se autodenominan políticos y nos roban cada año un promedio superior, uno por uno, a los cien mil euros anuales para no hacer nada, salvo gastar en gomina, tinte rubio, y ropas a la moda, y no saber qué hacer en sus inmensos aburrimientos patrios.


Los estatutos originales de las Cajas de Ahorro españolas están en Google, se pueden, perfectamente trasplantar para toda la América y darle futuro y estabilidad social y cultural; pero eso no entra en el ánimo y el manual de la OEA.


Salud y Felicidad. Juan Eladio Palmis.

  1. HOMBRE NUEVO
    Hay un hombre,
    que se auto titula
    hombre nuevo,
    que le gusta,
    como nunca le ha gustado,
    la cadena y la miseria
    para él mismo,
    y no existir un mañana
    para sus hijos.
    Al hombre nuevo
    lo veo,
    lo puedo ver
    por España,
    por mucho más
    de medio mundo,
    porque el otro medio
    nunca está llegando
    a la mayoría de edad
    y muere retorcido
    en el fango.
    Una vez más,
    pero esta vez mucho más,
    el hombre nuevo
    se siente ser
    el centro y ombligo
    de todo,
    y antes que él,
    piensa que todos
    eran tontos sin regimiento:
    carne con ojos,
    y él va a lo seguro:
    llevarse el mundo
    por delante
    antes de que él
    acabe.

Deja un comentario

Share post:

Subscribe

spot_imgspot_img

Popular