LAS ÁGUILAS ROMANAS

Hasta que no vuelvan
a volar las águilas romanas,
seguiremos dominados por los bárbaros,

los mismos que imponen,
sus visiones pretenciosas,
y sus sistemas cerrados;

los mismos que se alían,
con nuestros peores enemigos,
y desprecian nuestro legado.

Ni ellos nos entienden,
ni nosotros los entendemos.
Vayamos a lo nuestro, carajo.

Hemos perdido demasiado tiempo.
Muchos males por buenos
hemos dado, y hemos olvidado,

quiénes somos y de dónde venimos;
y venimos de Roma,
y somos romanos.

Antonio Moreno Ruiz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí