El caso de Guinea fue relativamente parecido al de Cuba: Independizarse de España y no conocer ni un minuto de libertad. Claro que la independencia guineana fue preparada por el propio régimen de Franco, temeroso este de encontrarse con una guerra ultramarina como tenían los portugueses del Atlántico al Índico.

Muy pronto, de hecho, comenzaron a aflorar las tensiones entre las diversas etnias que habitaban el continente o las islas, como los bubi o los fang. Y todo ello fue acallado de aquella manera, y hasta hoy.

Otrosí, el estado español tampoco ha tenido nunca una política clara con respecto a Guinea Ecuatorial. Y como no existe una comunidad iberoamericana fuerte en lo político y lo económico, y Guinea se encuentra rodeada del África francófona (de hecho Francia metió sus zarpas mediante el patrón monetario del franco CFA), parece que los vínculos se están despegando.

En fin, aquí tenemos el testimonio de una representante bubi cuyas palabras no gustarán ni a unos ni a otros… Pasen y vean:

Deja un comentario