«¡Ejército Real del Perú y Ejército Nacional de la España Europea! ¡Que asombroso contraste! Aquel conserva inmarchitable su título de realista y a la sombra de sus banderas victoriosas se guarnecen miles de europeos desgraciados por su fidelidad y millones de americanos, cuya lealtad raya en el heroísmo y cuyos sacrificios no tienen precio(…) Y ¿El ejército nacional entre tanto? (…) Desde que el cobarde y traidor Quiroga (…) dijo que en su primera proclama en la isla, «la conquista de América es ya imposible» parece que se conjuraron todos los elementos constitucionales para imposibilitarla.»

-Periódico «El Restaurador», 1823

Deja un comentario