Gracias a la Leyenda Negra que no sólo defiende la más rabiosa izquierda, sino también «intelectuales» como Arturo Pérez Reverte o César Vidal, los españoles adolecemos de una conciencia orgullosa por mor de parecernos que siempre hemos sido derrotados; cuando las derrotas más humillantes del imperio británico fueron hechas por manos españolas.

Los británicos no sólo intentaron invadir las tierras virreinales, sino también la España europea, con auténticos desastres para ellos mientras que, como dice María Elvira Roca Barea, en España sólo estudiamos la mal llamada «Armada Invencible».

Pues bien, una de las muchas gestas españolas para humillación británica fue la victoriosa defensa de Tenerife, donde los canarios se batieron con heroísmo impidiendo la invasión anglosajona y derrotando al magnificado Nelson.

Pasen y vean:

Deja un comentario