-Por Francisco Cambronero

Es una pena lo del Partido Popular.

A ver: la libertad de expresión está garantizada. Criticar a un medio de comunicación, o a todos, forma parte de la libertad de expresión. Y esa crítica la puede llevar a cabo desde una portera o un agricultor hasta la flamante portavoz del principal partido de la oposición.

Más: cualquier persona que ame la libertad está obligada a criticar a los poderosos. Y, dado que los medios de comunicación hoy en día son claramente una de las ramas del poder político, sobre todo de la ideología socialista (tan contraria a la libertad), es un deber decir la verdad sobre los periodistas y sus medios que anteponen el Socialismo tanto a la realidad, como a la libertad y a España. Es un deber. Incluso para los políticos.

Y ahora, el quiebro: eso no significa que, como político, tus críticas a las manipulaciones de los medios implicarán que harás lo posible para impedir que esos medios sigan propalando mentiras. Es al revés. Dado que no eres socialista, Cayetana Álvarez de Toledo no lo es, difícilmente tus intenciones serán abyectas. Denunciar las mentiras no significa querer callar a quien miente.

Son los socialistas, los políticos socialistas, quienes sí defienden callar a los medios que discrepan del socialismo.

Un ejemplo: mientras todos los medios y la mayoría de los políticos despotrican contra Cayetana Álvarez de Toledo, Pablo Iglesias ha insinuado que hay que meter en la cárcel a Inda, y ningún político ha salido a la palestra a enmendarle la plana. A Pablo Iglesias.

Otro ejemplo, de una socialista que militaba en el PP, y que llegó a ser Vicepresidenta del gobierno de Rajoy: cuando El Mundo de Pedro J. publicó los sms entre Bárcenas y Rajoy (‘Sé fuerte, Luis’), la reacción de Bolita de Azufre, ante una pregunta sobre El Mundo, respondió: ‘Este gobierno no lee El Mundo’. La reacción inmediata fue que El Mundo comenzó a perder anunciadores y, con ellos, mucho dinero. Todo acabó cuando los propietarios de El Mundo despidieron a Pedro J.

Y, ahora, un ejemplo similar a las denuncias de Cayetana Álvarez de Toledo: las constantes críticas de Donald Trump a los medios progres, especialmente la CNN, pero también el New York Times, el Washington Post, etc. ¿Ha tomado alguna iniciativa el presidente de los Estados Unidos para impedir que eso medios sigan mintiendo sobre los conservadores y sobre él? No, claro que no. Donnie no es socialista.

Por todo ello, es muy triste ver a la cúpula pepera arrastrarse ante LaSecta, ese canal que sostiene que el PP tiene problemas con la democracia…

En fin.

Deja un comentario