Algunas preguntas que me surgen a raíz del terrible asesinato de Laura Luelmo QEPD. A saber:

-Cuando las femigramscis dicen que todos los hombres somos violadores, maltratadores y asesinos en potencia, ¿eso también aplica para gitanos y africanos (o ya puestos, para homosexuales), o en esos casos concretos ya sería generalizar?

-El asesinato de Gabriel, el pescadito de Almería QEPD, ¿también es culpa del patriarcado fascista blanco?

-Cuando el pederasta es un cura, ahí sí se condena, ¿pero cuando es un farandulero tiene licencia? ¿Qué hay de Simone de Beavouir, teórica del feminismo moderno, que hasta hace apología de tal monstruosidad?

-Ya que no se acaban los accidentes de tráfico, ¿podemos colegir que las señales de tráfico no valen para nada y por tanto es mejor suprimirlas?

-Ya que la «educación» es la solución para todo, ¿qué hay de los muchos terroristas con buenas carreras, empezando por Ben Laden? Ah bueno, ¿puede ser que la única educación como tal sea la reeducación progre-orwelliana?

-¿Se puede evolucionar/progresar anclándose en ideologías/utopías que van desde el siglo XVIII al XIX y que han traído, «como poco», millones de muertos?

-¿No será que muchos no quieren cadena perpetua porque eso supondría que los terroristas a los que justifican (del estilo del carnicero de Mondragón) y hasta aplauden ya no tendrían el chollo de salir a la calle y hasta cobrar el paro que le hemos de pagar todos los españoles?

-¿Y no será que asimismo muchos dicen eso de «permanente revisable» pero no incluyen los trabajos forzados o la castración para los hijos de puta por miedo a ser condenados por no sé qué tribunal internacional y toda la manipulación de lo que llaman «opinión pública»?

-Y a todo esto, ¿alguien me explica qué mierda hace tanto criminal suelto por España, criminales a los que les da igual entrar en la cárcel porque saben que ni por esas les va a pasar nada y que van a salir más pronto que tarde; con una policía preparada pero que en muchos casos está impedida -contra su voluntad- de actuar por los políticos y que, así las cosas, sea más fácil tomarse la justicia por la mano que ir por lo legal?

-Y por cierto, ¿qué coño hacía el padre del Montoya este cediéndole una casa al cabronazo de su hijo sabiendo lo basura que es, por muy hijo suyo que sea? Pueblos preciosos que se ven ensangrentados por gentuza que no tenía que estar fuera, una y otra vez…

Lo dicho: Descansen en paz las pobres víctimas. Porque con este sistema y sus esbirros demasiado poco pasa.

-Antonio Moreno Ruiz

Deja un comentario