InicioHistoriaEl éxodo cubano del Mariel

El éxodo cubano del Mariel

Date:

Del autor

Tiempos turbulentos: Fernando VII, Carlos IV y Bonaparte

-Por Emilio Acosta Ramos A principios del siglo XIX la...

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Descolonizar Cuba

los pueblos como el cubano son en esencia sociedades europeas trasplantadas a otro clima, otra latitud y longitud

El Museo Nacional del Prado celebra su 203 aniversario

Foto: Trampantojo creado por el grafitero DiegoAS. Foto ©...

Allá por 1980 tuvo lugar uno de los más famosos y masivos éxodos de cubanos a Florida: El Mariel. Todo comenzó luego del asalto de civiles a la embajada del Perú. Fidel tensó la cuerda con el país andino, quien no quería dar su brazo a torcer y acogía a los cubanos como exiliados en su territorio diplomático, y dijo que no habría represalias para todos aquellos que quisieran asilarse en dicha embajada. Como el mismo sátrapa sabía, las previsiones de la embajada peruana se desbordaron y los cubanos querían huir por miles. Con todo y con eso, Fidel montó en cólera y los «autorizó» a exiliados de Miami a que recogieran a sus familiares en el puerto de Mariel.

Muchos de ellos le pudieron contar al mundo cómo era la verdad del régimen castrista: El continuo espionaje, la imposibilidad de calidad de vida, la falta de vivienda y limpieza en particular, la falta de recursos de todo tipo… Un estado que concebía Cuba como un campo de concentración con prostitución para los turistas, todo muy bien aprendido del terror soviético que por entonces inyectaba ingentes cantidades de dinero en La Habana.

Con todo, aquel «permiso» de Castro estaba envenenado: Junto con los exiliados, había obligado a los jefes de las tripulaciones a admitir delincuentes (entre ellos había homosexuales, a los que la dictadura comunista consideraba criminales) y gente con problemas mentales. En todo ello se inspiró la película «Scarface», con el estelar papel de Al Pacino.

Una historia de ansia de libertad y miseria moral castrista para no olvidar.

Pasen y vean:

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario