El Ensalmo de mi infancia

Date:

París, 22 de agosto de 2019.

Querida Ofelia:

Ayer, gracias a una amiga francesa que fue como turista a Cuba, recuperé el Ensalmo que mi madre nos leía, haciendo la señal de la cruz donde aparece una +, cuando mi hermano o yo estábamos enfermos. Aunque fuese un catarro o un poco de fiebre, ella nos leía el Ensalmo.

Estaba detrás de la puerta de la calle de nuestro modesto hogar de la calle Fomento (hoy Raúl Torres)  N° 8,  entre Luz Caballero y Santa Teresa, en nuestro querido pueblo de Camajuaní, en que transcurrió nuestra infancia. Junto al Ensalmo, mi madre colocaba el Guano Bendito del Domingo de Ramos.

San Luis Beltrán (1526-1581) fue un religioso español de la orden de los Dominicos, misionero, muy célebre y muy popular por milagros que realizó al leer una oración. Su fiesta se celebra el 9 de octubre.

Aquí te reproduzco El Ensalmo. He respetado la ortografía y la gramática del documento original.

 “Ensalmo intercediendo con rogativa de Oración

Oración de San Luis Beltrán

 PARA SANTIGUAR

Criatura de Dios, yo te curo y bendigo en el nombre de la Santísima Trinidad. Padre +, Hijo + y Espíritu Santo + tres personas y una esencia verdadera, y de la Virgen María Nuestra Señora concebida, sin mancha de pecado original. Virgen antes del parto + y por la gloriosa Santa Gertrudis tu querida y regalada esposa, once mil vírgenes, señor San José, San Roque y San Sebastián y por todos los Santos y Santas de tu Corte Celestial. Por tu gloriosísima encarnación + gloriosísimo nacimiento + Santísima Pasión + gloriosísima Resurrección + Ascensión; por tan altos y Santísimos misterios que creo y con verdad, suplico a tu divina Majestad, poniendo por intercesora a tu Santísima Madre y abogada nuestra, libres, sanes a esta afligida criatura de esta enfermedad: mal de ojos, dolor, accidente, y de calentura y de otro cualquier daño, herida o enfermedad: Amén Jesús. No mirando a la indigna persona que refiero tan sacrosanto misterios con tan buena fe, te suplico Señor, para más honra tuya y devoción de los Presente te sirvas por tu piedad y misericordia de sanar y librar de esta herida, llaga, dolor, humor, enfermedad, quitándole de esta parte y lugar. Y no permita tu Divina Majestad, le sobrevenga accidentes, corrupción, ni daño, dándole salud para que con ella te sirva y cumpla tu santísima voluntad. Amén Jesús. +

Yo te juro y ensalmo y Jesucristo Nuestro Señor Redentor; te sane, bendiga y haga en todo su divina voluntad… Amén Jesús. CONSUMA TUN EST + CONSUMA TUN EST, AMEN JESUS.

Es Contra Maleficios y todo Género de Enfermedades Etc

Imp. A. BENAMOR. San Germán 532. Stgo. de Cuba”

Un gran abrazo desde estas lejanas tierras allende los mares,

Félix José Hernández.

Deja un comentario

Share post:

Subscribe

spot_imgspot_img

Popular