El Ensalmo de mi infancia

0
3045

París, 22 de agosto de 2019.

Querida Ofelia:

Ayer, gracias a una amiga francesa que fue como turista a Cuba, recuperé el Ensalmo que mi madre nos leía, haciendo la señal de la cruz donde aparece una +, cuando mi hermano o yo estábamos enfermos. Aunque fuese un catarro o un poco de fiebre, ella nos leía el Ensalmo.

Estaba detrás de la puerta de la calle de nuestro modesto hogar de la calle Fomento (hoy Raúl Torres)  N° 8,  entre Luz Caballero y Santa Teresa, en nuestro querido pueblo de Camajuaní, en que transcurrió nuestra infancia. Junto al Ensalmo, mi madre colocaba el Guano Bendito del Domingo de Ramos.

San Luis Beltrán (1526-1581) fue un religioso español de la orden de los Dominicos, misionero, muy célebre y muy popular por milagros que realizó al leer una oración. Su fiesta se celebra el 9 de octubre.

Aquí te reproduzco El Ensalmo. He respetado la ortografía y la gramática del documento original.

 “Ensalmo intercediendo con rogativa de Oración

Oración de San Luis Beltrán

 PARA SANTIGUAR

Criatura de Dios, yo te curo y bendigo en el nombre de la Santísima Trinidad. Padre +, Hijo + y Espíritu Santo + tres personas y una esencia verdadera, y de la Virgen María Nuestra Señora concebida, sin mancha de pecado original. Virgen antes del parto + y por la gloriosa Santa Gertrudis tu querida y regalada esposa, once mil vírgenes, señor San José, San Roque y San Sebastián y por todos los Santos y Santas de tu Corte Celestial. Por tu gloriosísima encarnación + gloriosísimo nacimiento + Santísima Pasión + gloriosísima Resurrección + Ascensión; por tan altos y Santísimos misterios que creo y con verdad, suplico a tu divina Majestad, poniendo por intercesora a tu Santísima Madre y abogada nuestra, libres, sanes a esta afligida criatura de esta enfermedad: mal de ojos, dolor, accidente, y de calentura y de otro cualquier daño, herida o enfermedad: Amén Jesús. No mirando a la indigna persona que refiero tan sacrosanto misterios con tan buena fe, te suplico Señor, para más honra tuya y devoción de los Presente te sirvas por tu piedad y misericordia de sanar y librar de esta herida, llaga, dolor, humor, enfermedad, quitándole de esta parte y lugar. Y no permita tu Divina Majestad, le sobrevenga accidentes, corrupción, ni daño, dándole salud para que con ella te sirva y cumpla tu santísima voluntad. Amén Jesús. +

Yo te juro y ensalmo y Jesucristo Nuestro Señor Redentor; te sane, bendiga y haga en todo su divina voluntad… Amén Jesús. CONSUMA TUN EST + CONSUMA TUN EST, AMEN JESUS.

Es Contra Maleficios y todo Género de Enfermedades Etc

Imp. A. BENAMOR. San Germán 532. Stgo. de Cuba”

Un gran abrazo desde estas lejanas tierras allende los mares,

Félix José Hernández.

Deja un comentario