«Durante el 2018 hubo fuertes enfrentamientos entre la guerrilla del ELN, el grupo Los Pelusos y paramilitares por el control del territorio venezolano en los municipios José María Semprún y Catatumbo, del sur del Lago en el estado Zulia.

Varios militares venezolanos asesinados, también algunos guerrilleros y paramilitares, fue el resultado de esas acciones. Hace poco más de una semana, el 1 de junio, volvieron los enfrentamientos. Y la guerrilla le dio un ultimátum a los productores de la zona, de los cuales ha logrado expulsar a 15 de sus unidades de producción…»

*Más información en el enlace: https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/06/11/el-grupo-terrorista-colombiano-ejercito-de-liberacion-nacional-se-apodero-de-15-fincas-venezolanas-en-el-municipio-catatumbo/

Nota del redactor Antonio Moreno Ruiz:

-Luego de recomendarles el interesante enlace de Infobae, queremos añadir que estamos ante la enésima muestra de que el chavismo no es sólo un problema de Venezuela. Como nos recuerda la escritora cubana Zoé Valdés, sin el castrismo no se entiende el chavismo. El chavismo, desde la logística castrista abanderada por el espionaje del G2, ha logrado extender sus tentáculos a través de toda Hispanoamérica, utilizando a los narcoterroristas colombianos, intentando influir en los procesos electorales de Ecuador, Perú, Argentina y Uruguay; e inclusive ha podido saltar al otro lado del charco a través del partido Podemos. Si no se conoce y se entiende esto, esta corriente del «socialismo del siglo XXI», por más que parezca fracasada, no hará sino enquistarse. Es por ello que urge un trabajo intelectual y social hispanoamericano para ir creando sólidos lazos, de tal manera que la cuestión política en el futuro ya venga adelantada por nuestro bien común como miembros de una gran familia.

Deja un comentario