-Por Antonio Moreno Ruiz




Por desgracia, nos hemos malacostumbrado a que el cine y la televisión, ya sea por obra y gracia de Hollywood o de la propia y actual España, utilicen la historia española para explayarse en deformaciones y mentiras propias de la Leyenda Negra. Sin embargo, la serie española «Isabel» cambió el paradigma, demostrando que España tiene un potencial cultural y mediático del que nos han privado ciertos subvencionados productores obsesionados con temas sórdidos y con denigrar a la gente y a la cultura de su propio país.

Queda mucho por hacer en cuanto a potencial mediático-cultural sobre un país que ha sido determinante para la historia universal y que tiene al otro lado del Atlántico su mayor y mejor hermandad. Con todo, «Isabel» es, sin duda, un buen referente, con todas sus lógicas limitaciones. No soy un especialista en materia de interpretación, pero a través de lo que sé de historia, puedo decir que Rodolfo Sancho se mete muy bien en el papel de Fernando el Católico, encarnando con un estilo muy conseguido la firmeza y el pragmatismo que definió, entre otros rasgos, a aquel excelso monarca que tanta admiración causó en el Renacimiento entre propios y extraños. Si bien es cierto que a Michelle Jenner le echo en falta más carácter, más “corpus”; sin embargo, veo que comprende y transmite muy bien el carácter místico/religioso de Isabel la Católica. El papel de Jorge Bosch como cardenal Borja (o Borgia) que va de visita a Castilla también me parece muy bueno en cuanto a su comprensión histórica. “Isabel” es una serie que sin mucho presupuesto, desarrolla trazos importantísimos de nuestra historia utilizando alcázares castellanos como rodaje privilegiado.

https://www.rtve.es/television/isabel-la-catolica/la-serie/

Y no es la primera que así se hace: Hasta los años 80, hubo muy buenas producciones en formato película o serie de clásicos españoles; recuerdo especialmente la serie “Fortunata y Jacinta”, basada en la homónima obra de Benito Pérez Galdós que estos días ha estado emitiendo una Tve que cada vez se parece más a la chavista Telesur. En “Fortunata y Jacinta” se crecen actores como Fernando Fernán Gómez o Ana Belén. El ambiente histórico está muy bien conseguido.

https://www.rtve.es/television/fortunata-jacinta/

Hablando de Galdós, es un escritor que le gusta mucho a José Luis Garci, quien con películas como “El abuelo” (donde otra vez vemos a Fernán Gómez, con otros grandes actores como Agustín González o Rafael Resino) o “Sangre de mayo” da buena cuenta de cómo el cine se puede acercar a la literatura con fidelidad.

Evocando mi gusto por Valle-Inclán, recuerdo la película “Luces de bohemia”, con Paco Rabal, Agustín González y Ángel de Andrés comiéndose la pantalla.

Buen reportaje se ha hecho sobre Valle-Inclán con Juan Luis Galiardo y Juan Diego representando dos de sus arquetípicos personajes; aunque en el plano biográfico, peca de mucho tópico y estereotipo que con los años se ha ido despejando.

https://www.rtve.es/television/20120219/tertulia-valle-inclan/542360.shtml

Sin embargo, volviendo a la literatura y la película, “Sonata de primavera” (que para mí es uno de los mejores libros habidos y por haber en lengua española) dirigida por Miguel Picazo consigue un grado de fidelidad bastante decente.

Y también cabe recordar la versión cinematográfica de “El bosque animado” de Wenceslao Fernández Flórez, con los papeles de Alfredo Landa y Tito Valverde, entre otros.

La miniserie sobre la vida y obra de Emilia Pardo Bazán también dejó buen sabor de boca:

Hay muchas más que merece la pena bichear.

Así las cosas, en España se podrían hacer cosas mucho mejores y sin necesidad de subvenciones, pero no se hacen. Y no se hacen porque no se quiere o se impide; y no se quiere o no se impide tanto por la izquierda hispanófoba y su funcional derecha así como por toda la oligarquía farandulera que chupa la sangre de nuestro maltrecho país, recibiendo jugosas subvenciones aun en estos durísimos tiempos; y todo para hacer basura que encima va no sólo contra nuestra historia –que por supuesto, sino también contra nuestra cultura y contra nuestra gente. No obstante, válgannos los buenos ejemplos para que los creadores se inspiren contra viento y marea, a ver si podemos salir de este páramo cultural impuesto por la dictadura progre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí