-Por Fernando Navarro García 

CUBA ES UNA CÁRCEL Y UN MATADERO

Una de las mas repugnantes facetas del tirano es su cinismo y desverguenza para mentir impunemente. Lo peor es cuando esa técnica de propaganda no solo se impone internamente (lo cual se entiende perfectamente al carecer el país de libertades, sociedad civil independiente y oposición) sino que cala internacionalmente como ha sucedido con Cuba.

Cuba es la prueba de la vergonzosa ceguera de Occidente desde hace 60 años ante ciertas tiranías consideradas ‘buenas’ o, al menos, justificables dado lo encomiable de su discurso (paz, amor, solidaridad, fraternidad y tantas otras palabras comodín). Ocurrió lo mismo mientras existió la URSS y ni siquiera la reciente comunicación de la Comisión Europea calificando como totalitarismos al nazismo y al comunismo, ha servido para que la ideología comunista pierda un ápice de su ‘sex appeal’ entre sus fieles.

Cuba es un ejemplo. Las justificaciones, cuando no las loas directas, ante el déspota cubano de turno son una lacra histórica que las democracias liberales tendrán que purgar algun día. Puede que en España ya estemos haciéndolo, pues el cáncer castrista ha desembarcado en Europa por nuestro país y ya hemos empezado a disfrutar de sus ‘ventajas’. Si alguien piensa que el populismo bolivarista es algo distinto al castrismo, creo que anda muy errado.

Una de las mas insultantes herramientas de propaganda castrista es el Índice de Desarrollo Humano del PNUD, en donde esa prisión llamada Cuba suele obtener unos increíbles resultados, año tras año. Repito: índice de ‘desarrollo humano’ en un país que es una brutal dictadura y una prisión desde hace 60 años. En un pais sin libertades (expresión, prensa, religiosa, sexual, de desplazamiento …), sin partidos políticos, sin oposición… En un país con miles de presos políticos, torturas, asesinatos y desaparecidos, con miles de exiliados forzosos y militarizado hasta la médula no tanto pensando en el enemigo exterior (que es solo un recurso dialéctico, propio de cualquier déspota) sino para reprimir cualquier atisbo de protesta interior.

Las razones por las que Cuba obtiene esos resultados absolutamente contra fácticos en el Índice de Desarrollo Humano de NNUU son complejas de explicar, pero la principal de ellas es la MENTIRA tentacular, un arte en el que destacan todos los tiranos.

En el informe adjunto de UN WATCH (2013) aparecen debidamente enumeradas las falsedades argüidas por la legión de falsas ONG castristas (¡No Gubernamentales, dicen!) para transmitir a los analistas de Naciones Unidas un mapa irreal del ‘Pais de las Maravillas’. Lean, por favor, algunas de las afirmaciones ‘constatadas’ por el casi medio millar de ONG castristas infiltradas en NNUU y sorprendanse del descaro y desvergüenza de ese régimen. Pero, sobre todo, sorprendanse del equipo de funcionarios idiotizados que se tragan ese cebo tan burdo y ofensivo para la mayoría de cubanos que sufren la dictadura y los miles de exiliados que incansablemente luchan por hacernos ver lo que debería ser evidente: que ninguna dictadura puede aprobar – ni por los pelos- en desarrollo humano, pues la libertad es condición básica e irrenunciable del desarrollo humano.

UN WATCH es una ONG basada en Suiza, cuyo mandato es seguir y evaluar algunos de los mas sorprendentes informes de Naciones Unidas, muy especialmente aquellos en los que los resultados del informe son descaradamente contrarios a la realidad constatable.

*Informe de UN WATCH: http://blog.unwatch.org/wp-content/uploads/How-Cuba-Hijacked-its-UPR.pdf

Deja un comentario