La respuesta parece afirmativa, con los datos en la mano. Con todas las críticas que ha recibido Jair Bolsonaro, y en especial, cómo se utilizaron los incendios del Amazonas como arma arrojadiza contra la soberanía brasileña (mientras que se intentaron ocultar los incendios bolivianos), sin embargo, luego de años de corruptelas, inflación y bajones políticos-económicos propiciados por el PT de Lula y Dilma, Brasil parece salir a flote; siendo que Bolsonaro intenta reforzar su posición política con la creación de un partido/movimiento más amplio llamado Alianza por Brasil. Sin embargo, Argentina no se termina de recuperar. Los años de Macri fueron terriblemente desaprovechados por un gobierno que fue siempre a remolque de la oposición (al igual que en España ha pasado cada vez que ha gobernado el Partido Popular); y ahora, con el kirchnerismo de nuevo en el poder, la bajada se nota antes de empezar; y el problema es que un país tan potencialmente rico como Argentina no levanta cabeza desde hace mucho tiempo por culpa de políticos ineptos y corruptos.

Pasen y vean:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí