InicioFirmasAquel tórrido 68

Aquel tórrido 68

Published on

-Por Andres Alburquerque

Yo estaba ahí; ese tórrido 1968 con sus altibajos y sus conmociones; jóvenes en Europa emulando a un Che Guevara que iba a por ellos; escupiendo sobre lo único que podía constituir libertad; como hoy; nubes bajas y lluvias torrenciales; la Sorbona bajo asedio; la UNAM de Ciudad Mexico a punto de establecer un soviet; así como el Seattle de hoy.

Yo estaba ahí; lo viví a mis escasos doce años que bastaban para trabajar como esclavo por un régimen impío; para derrochar heroísmo innecesario tras trincheras de papel y celofán. Allí entre parientes que vivían en solares y no creían mucho en lo que escuchaban y parientes ante los cuales americano significaba una blasfemia. Esa semana pasada en un edifico para la obreros en Varadero estuvo seriamente amenazada cuando los checos fueron contracorriente y en lugar de gritar socialismo decían: “sáquenme de aquí” terminaba con sumo calor bochornoso la primavera de Praga entre las esteras de los inmaniobrables tanques soviéticos y el idioma ruso a escupitajos.

Luis Echeverría Álvarez masacrando jóvenes quizás salvó a México del lastre comunista; del hambre perpetua y la mendicidad generalizada. Leonid Brezhnev; pisoteando la soberanía checa sin piedad hundió a ese pueblo por otras dos décadas en el silencio eslavo.

Yo estaba allí; el mismo día que iniciaba aquella convención demócrata en el corrupto Chicago; corrupto partido con Bobby y MLK asesinados y la esperanza en fuga. Nadie estaba contento con lo que tenía y yo estaba ahí; pegado al viejo radio alemán escuchando Nocturno cuando Juan Ramón González Ramos anunció a los Beatles; que no estaban prohibidos pero estaban racionados y de pronto me dijo que Hey Jude. No la capte de la primera vez pero me trasmitió esperanza.

Yo estaba allí; Castro habló mucho como siempre; mierda como siempre, hueco como siempre, sórdido como siempre; pero hablo’; torrente de vocablos sin sentido para luego de realizar las piruetas más populistas postrase de rodillas ante el pestilente Kremlin y apoyar la invasión a Checoslovaquia. Los Vargas Llosa y los  Sartre de este mundo viraron sus espaldas a la diminuta islita. Divorcio con la izquierda mundial; al menos por el momento, al menos con algunos.

Yo estaba allí; un joven se dio fuego en Plaza Wenceslao; me pregunto por cual sórdido motivo los de ANTIFA no se prenden fuego y se incineran todos; si están tan desesperados por qué no se incendian; alguien recuerda el nombre de aquel Floyd checo? No; claro que no; pero yo estaba ahí; viéndolo todo.

Días después con la emoción a flor de piel me disparan Jumpin Jack Flash; esa me costó más entenderla porque no captaba la sutileza de la letra y aún Garcia Márquez no había pasado de inspirarme erotismo con su Pilar Ternera de olor a ceniza. Lo peor es que la expresión gas; a la británica aún no la conocía pues mi inglés era entonces sólo americano; sólo de la W; sólo repleto de comerciales de productos que no conocía pero que vislumbraba entre una canción y la otra.

Yo estaba ahí; cada estrofa de música era una bocanada de libertad. Después todo pasó; pase yo también; me harté o me hartaron; me fueron o me fui; mejor digo que me fueron para ocultar mi cobardía. Los años se hicieron décadas y de pronto un día los Beatles dejaron de estar racionados y hasta una estatua a Lennon colocaron en un parque de La Habana; más tarde Jumpin Jack Flash resonó en la Ciudad Deportiva en un concierto para la plebe; ebrio de sudor y hedor caribeño. Las notas se escucharon; muchos recordaron; leí con interés las noticias al día siguiente; la rebeldía de Jagger no llego lo lejos que yo esperaba; nadie se incendio en Plaza Wenceslao; ni Jagger ni Richards tuvieron el decoro de decir que ellos habían estado racionados; que satisfaction estaba muy lejos de La Habana.

Yo estaba allí; descorazonado en mi silencio con esta memoria de elefante que me fustiga el alma desilusionado de estos dizque artistas cuyo arte es eludir las causas justas

I can’t get no satisfaction; maybe that’s why I’m such a pain.

Latest articles

Ricardo Chibanga, referente y tradición

Ricardo Chibanga fue un torero de origen mozambiqueño que en la segunda mitad del...

Austrias buenos y Borbones malos

En el imaginario colectivo hispánico de muchos aficionados a la historia, los Austrias son...

Subsecretario de Asuntos Exteriores: «El gobierno cubano bloquea la apertura del nuevo consulado en Camagüey»

Una de las novedades señaladas por el director general fue la paralización del proceso de apertura de un nuevo consulado en Cuba

Diputado español: “Hasta ahora el voto de los españoles en el exterior podía cambiar algún escaño, pero ahora puede cambiar gobiernos”

“No nos queda más remedio que escucharos, nosotros vamos a salir a buscar votos”, señaló el diputado del PSOE Julio Navalpotro

Más de la categoría

Castilla y León: la Junta oferta 5 becas

La Junta financia cinco becas para que castellanos y leoneses en el exterior realicen estudios de postgrado en la Comunidad

El plazo para solicitar las ayudas de subsistencia finaliza el día 2 de mayo de 2022

España ofrece ayudas extraordinarias a los nacionales residentes en el exterior que se encuentren en situación de necesidad

Apenas 4 días para solicitar la ayudas de urgencia

El próximo 29 de marzo finaliza el plazo para solicitar las ayudas económicas individuales de la Secretaría Xeral da Emigración