Un total de 623.831 cubanos residentes en el exterior regresaron de visita a su país en 2019, la mayoría de ellos procedentes de Estados Unidos a pesar de las restricciones de viaje impuestas por la administración del presidente Donald Trump, según datos oficiales publicados este martes.

La cifra supone un aumento del 3,9 % respecto al año anterior, 2018, en el que 600.306 cubanos de la diáspora acudieron a su país de forma temporal.

El total de visitantes del año recién concluido un total de 552.816 procedían de EE.UU., según divulgó este martes vía Twitter el ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, que interpretó los datos como una evidencia del «fortalecimiento de los vínculos de Cuba con sus nacionales en el exterior».

Destaca el elevado número de llegadas de cubanos residentes en el país norteamericano, que en 2019 mantuvieron la tendencia al incremento de años anteriores pese a que en junio Trump prohibió los viajes de cruceros a Cuba y en diciembre vetó los vuelos comerciales a toda la isla menos a La Habana.

Cada año ha venido aumentando el número de cubanos en el extranjero (comunidad que aglutina a unos 2,5 millones de personas según estimaciones) que visitan la isla desde la reforma migratoria de 2013, que flexibilizó las condiciones para el regreso de quienes decidían abandonar el país al permitir visitas temporales a quienes habían salido ilegalmente antes de ese año o rebasado el límite de estancia en el exterior.

En el primer lustro de la reforma migratoria los residentes en el exterior realizaron más de 2,07 millones de viajes a Cuba, de los que 1,57 millones correspondieron a los residentes en EE.UU., donde se concentra la mayor parte de la migración cubana.

La reforma de 2013 -que se actualizó en abril de 2016 y en enero de 2018- también permitió que los cubanos que habían emigrado antes de ese año se reasentaran en territorio nacional, trámite conocido como «repatriación».

Además, en 2017 se aplicaron nuevas medidas migratorias que beneficiaron a la diáspora cubana, ya que se eliminó la habilitación del pasaporte y se permitió la entrada de todos los que abandonaban el país ilegalmente, excepto los que lo hacían por la Base de Guantánamo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí