InicioFirmasUn bloque de granito y un pegote de fango

Un bloque de granito y un pegote de fango

Date:

Del autor

La Hispanidad empieza en Cuba

entre otros valores, Cuba encabeza el sentimiento de Hispanidad, porque se lo ha ganado

IV – Trasfondo histórico de la cuestión puertorriqueña

En 1897 el movimiento autonomista en Puerto Rico pudo lograr que España finalmente le concediera a la isla una Constitución propia, la Carta Autonómica

Descolonizar Cuba

los pueblos como el cubano son en esencia sociedades europeas trasplantadas a otro clima, otra latitud y longitud

El Museo Nacional del Prado celebra su 203 aniversario

Foto: Trampantojo creado por el grafitero DiegoAS. Foto ©...

Fernando Zóbel y su mirada sobre el arte de los grandes maestros en el Museo del Prado

Ilustración: Alegoría de la Castidad, 1505 Lorenzo Lotto Óleo...

Un pegote es algo pegajoso, viscoso y si es de fango resulta exactamente lo contrario de un bloque de granito, es decir, de algo sólido y resistente.

Por Germán M. González

El pasado 29 de junio el órgano oficial del partido&gobierno de Cuba anunciaba la celebración virtual del 20º Consejo Político y el 10º Consejo Económico de la llamada Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP). Al siguiente día, igualmente en primera plana, se informaba de los resultados del cónclave a distancia, la reproducción por el resto de los medios oficialistas no se hizo esperar. El 1º de julio entró en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá o T-MEC, el órgano, otros medios cubanos y Telesur, que funciona en la misma sintonía no mencionaron el hecho.

El pegote de fango

El ALBA-TCP es la entelequia elucubrada por Fidel Castro en su doble afán de conservar el poder absoluto de por vida y extenderlo hacia otras naciones utilizando para ello la petrochequera entonces bien provista de Hugo Chávez, muchísimo menos inteligente pero carismático y con iguales objetivos. El sostén ideológico adoptado fue una extraña mezcla dizque bolivariana con el entonces recién enunciado Socialismo del Siglo XXI menjunje perfecto para justificar los objetivos de ambos, aunque debemos reconocer que su vocero fue Chávez. Fidel Castro era demasiado inteligente para embarcarse en esa chapuza intelectual.

Lo primero que salta a la vista en la información del órgano es la deserción de varios países fundadores o incorporados a la entelequia. Bolivia, Ecuador y Santa Lucía ya no forman parte de la membresía, tampoco Surinam, participó en el cónclave virtual solo como invitado y Haití, antiguo observador no se menciona. Honduras fue y no es. En definitiva, de trece miembros hoy se mantienen en la Alianza ocho.

Cinco de ellos son pequeños estados del Caribe: Dominica; San Cristóbal y Nieves; Granada; San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda. Con una población conjunta similar a la provincia cubana Cienfuegos y la mitad de su territorio—algo más de 400 mil habitantes y de 2 mil Km2— su producto interno bruto (PIB) ronda los 6 mil millones de USD. A pesar de su pequeñez y escasa riqueza cada uno de esos Estados cuenta con voz y voto en los organismos internacionales y pueden bloquear cualquier iniciativa condenatoria contra los tres mayores, de ahí su importancia.

Las tres naciones mayores suman 48 millones de habitantes, pero cada una cuenta con una diáspora millonaria, parte de la cual aún se encuentra registrada como residente, Venezuela con casi cinco millones, Cuba con 500 mil y Nicaragua con algo menos se han convertido de países de inmigrantes a emisores de emigrantes para todas partes del mundo pero fundamentalmente para EE.UU. y España. Nicaragua tiene un pasado de pobreza histórica, pero Venezuela y Cuba constituyeron en el «antes de…» países con desigualdades, pero inmensas riquezas.

En el listado del Índice de Desarrollo Humano (IDH) publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Cuba es el menos malo con el lugar 72º; Venezuela ocupa el 96º y Nicaragua el 126º. En los tres casos han retrocedido en la escala desde 1990: Cuba 42 lugares, Venezuela 25 lugares y Nicaragua sin mucho espacio para retroceder, dos.

En el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) correspondiente al año 2019 se pronostica reflejan caídas del Producto Interno Bruto: Nicaragua con retrocesos de -5.8% y -6.3% en los dos últimos años y pronóstico de -5.3% para el 2020. Venezuela retrocediendo desde el año 2013, los últimos cinco brutalmente: -7,4%; -18,1%; -16,7%; -20,6% y -26,3% con pronóstico de -14.4% para el 2020 rectificado luego por la pandemia a -18.8%. En el caso de Cuba, con un PIB viciado por el método de cálculo que entre otras inconsistencias calcula CUP=CUC=USD refleja un estancamiento en los últimos años, prácticamente sin crecimientos y un pronóstico similar de 1.0% para el 2020 rectificado por la pandemia a -5.3%.

El propio informe muestra resultados catastróficos para los tres países en los últimos años y en los pronósticos a corto plazo en otros indicadores e índices básicos: crecimiento deuda externa; disminución reservas internacionales; índices de inflación, salario real de los trabajadores, etc. Tres desastres socioeconómicos bajo el símbolo del bolivarianismo y el socialismo del Siglo XXI, excepto Cuba, apegada a la ortodoxia marxista-leninista versionada por Stalin.

Ahí tenemos el pegote de fango, sintéticamente reflejado en los párrafos anteriores, al cual si quisiéramos definir en una palabra esta sería: insostenible, y esto aplica para el medio ambiente, para la sociedad y para la economía. Y cabría una pregunta ante los enunciados propósitos de «relanzamiento»; «reactivación» y otros vocablos similares: Si con Venezuela como país petrolero y en consecuencia la petrochequera ahíta nada de eso funcionó ¿El propósito real será la permanencia en el poder de los equipos gobernantes causantes del desastre descrito? Parece ser ese solamente.

El bloque de granito

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá o T-MEC como también se le conoce para distinguirlo de su predecesor, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés) entró en vigor el 1 de julio de 2020. El T-MEC reemplazará al TLCAN, vigente desde 1994. Ahora falta la ratificación por parte de los parlamentos de los respectivos países, proceso que se estima esté finalizado en el primer semestre del próximo año.

Muchos analistas opinan que el nuevo pacto significa un triunfo para el cuidado del medio ambiente y los derechos de los trabajadores mexicanos, pues éste país se ha visto obligado a mejorar significativamente su legislación en ambos ámbitos, porque de no cumplir las empresas mexicanas con los parámetros fijados en esos temas no podrán participar en los beneficios inmensos del comercio norteamericano (desde el Océano Ártico hasta el Mar Caribe) espacio que alberga  casi 500 millones de personas, con flujo comercial de más de 1,2 billones de USD anuales y casi la tercera parte del PIB mundial.

Más importante aún es la inmensa reserva de recursos naturales y de conocimientos, con más de 2 millones de los patentes registrados en el mundo, ocupando el primer lugar por amplio margen y con los lugares 13º y 15º del listado del IDH para Canadá y EE.UU. respectivamente, más rezagado el 76º para México, diferencia que debe acortarse con los resultados del Tratado nuevo, algo ya ocurrido con su antecesor.

No es posible evitar una visión nostálgica a un sueño trunco antes de nacer. De no haber torcido el rumbo Cuba en 1959 saliendo de su hábitat natural ¿Se llamaría el bloque de granito T-MECC (Tratado México-Estados Unidos-Canadá-Cuba)? Dado el grado de identificación de nuestro país con el resto de América del Norte, ámbito geográfico del cual somos parte ocurriría lo más natural del mundo.

Lo antinatural resultó nuestra fatal inserción en la entelequia del socialismo real europeo llamada Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) cuyos efectos devastadores para el País aún está por estudiar a fondo, pero se puede asegurar que salimos más subdesarrollados, más atrasados tecnológicamente, con el Patrimonio productivo obsoleto o destruido y además endeudados.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario