Si el martes, finalmente resulta investido Pedro Sánchez; arreciará la ofensiva anti Podemos.

Podemos está haciendo lo que haría cualquier partido en su situación; aprovecharse de la debilidad de un irresponsable y relativista moral.

Podemos no es culpable de la operación fallida en Bolvia, que pareció diseñada por Trompoloco y ejecutada por Pepe Goteras y Otilio.

Podemos no es culpable de que Sánchez haya convocado elecciones para perder tres escaños y casi 800 mil votos; creyendo que se iba a salir del mapa electoral.

El responsable de todo el desaguisado que puede venir es Pedro Sánchez y el PSOE residual en que se ha instalado porque en casa del ciego el tuerto es rey.

Que los de Podemos son comunistas, lo sabemos. Sánchez llegó a decir que no podría dormir tranquilo con ministros podemitas; ahora lo hará a pierna suelta con dos probables vicepresidentes.

Que ERC es un partido minoritario y fallido, lo sabemos. Sánchez también.

Que el PNV es más conservador que Aznar, lo sabemos. Sánchez también.

Que Bildu es parte de la conversión de ETA a la política. Lo sabemos. Sanchez también.

El resto de siglas obedecen a intereses específicos y regionalistas que forman parte de ese empeño de algunos de fragmentar España, con la tesis de una España rica al norte y una España subvencionada al sur. ocurre ya en muchos sitios.

Cree el aldeano vanidoso, que el mundo entero es su aldea. Si la operación del martes fragua, abriremos la legislatura más complicada de la democracia porque Bruselas lleva las cuentas al detalle y no va a haber dulces para todos.

Mientras, en las estaciones de las Inteligencia de Estados Unidos, Israel, Alemania, Rusia, China y Cuba, harán un brindis por el zonzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí