-Artículo de Pepe Herrero

CON LA MENTIRA POR BANDERA.

Dice el diccionario que «mentira» es «Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente.»

También es habitual decir que no te fíes de una persona que ha puesto los cuernos a su pareja pues mañana te los puede poner a tí.

Es decir, si se ha mentido para llegar al poder afirmando por activa y por pasiva que no pactaría con separatistas, chavistas y terroristas porque «el 95% de los españoles no podrían dormir», y después lo haces, seguro que vas a seguir mintiendo.

Si prometes tanto a gente como los de «Teruel Existe», y luego no cumplen, que no llores.

Pero es que la mentira se han instalado en la vida política española con grave peligro de convertir a España en la nueva Yugoslavia, con el agravante que muchos aún creen que este gobierno va a ser «de progreso». Cosa que con los antecedentes que nos ofrece Sánchez, es muy dudoso.

Son mentiras constantes como decir que el PP no quiso pactar con el PSOE en 2016 cuando Rajoy si que se lo ofreció y sus palabras fueron «no es no» como todos recordamos.

Ahora ni se ha dignado hablar con ellos.

Son tantas mentiras en los últimos dos años que ya no nos caben en el recuerdo inmediato. Como el tema de Podemos en Bolivia que se les olvida. El tema de los ERES que por mucho menos se le hizo la moción de censura a Rajoy…

Son tantas mentiras que prefiero seguir comentando la situación actual.

Aquí han pactado para tener cada uno lo que quiere, no para el beneficio ni el «progreso» de España. Y tratar de justificar lo contrario es volver a mentir, una vez más.

Los de Podemos para meter a España en una deriva chavista. Los de Bildu para seguir adoctrinando en el País Vasco para conseguir la independencia y seguir metiendo las narices en Navarra.
Y de meter narices nos queda ERC, quienes ya no ocultan sus verdaderas intenciones que no son otras que conseguir la independencia para «els paisos catalans» como dejó muy clarito Rufián en el Congreso (de los pocos que no mintió).

Además, en Valencia cuentan con el apoyo del PSPV y, por supuesto, la complacencia de Compromís quienes babean cada día más con esta posibilidad.

Con esta situación, hoy Pedro Sánchez va a ser presidente del Gobierno de España.

Hay tantas similitudes con el 34…

Espero que Felipe VI aprenda de su bisabuelo.

Ayer sus palabras lo dejaron claro: «elogiaba la entrega y el compromiso del ejército con la Constitución», ese gran obstáculo que quieren derribar los socios de Sánchez para conseguir sus objetivos. Enviando un mensaje diáfano sobre la situación del ejército en esta deriva esañola.

Y lo peor es que hay muchos que se alegran con esta situación política «para que no gobierne la derecha» que, además, si luego surgen protestas serán tachadas de «fachas» y «ultras» cuando ellos salieron el mismo día de perder Andalucía a rodear la Junta Andaluza y entonces era libertad.

Comienza una etapa que puede ser muy negra para España.

Deja un comentario