InicioFirmas¿Pagará alguien alguna vez por tantas mentiras?

¿Pagará alguien alguna vez por tantas mentiras?

Date:

Del autor

¿La aplicación de la Ley de Memoria Democrática es igual en todo el mundo?

¿Como es posible que no haya una estandarización de procedimientos y que solicitar la nacionalidad no sea exactamente igual en La Habana o en Estocolmo?

España no puede asistir a ciudadano cubano-español

Cuba no reconoce la doble nacionalidad y al entrar en la isla con un pasaporte cubano los dobles nacionales no tienen derecho a socorro.

El CRE de Cuba responde a las inquietudes de la comunidad

Ley que permite que todos los  nietos de españoles que no hayan presentado la solicitud de la nacionalidad española lo puedan hacer ahora.

¿Qué dijo Pilar Cancela a los españoles de Cuba?

Pilar Cancela estuvo de visita en Cuba y sostuvo un encuentro con la comunidad española de la isla

Farewell Míster Gene Sharp, wellcome back, Marx

Los métodos de lucha no violenta solo son efectivos cuando el oponente es un gobierno que depende de manera decisiva del apoyo de un segmento de la opinión pública, sea nacional, o internacional.

Porque abres los medios de comunicación y te encuentras que todos cuentan la misma noticia, que no es ni tan siquiera noticiable, y solo lleva la mala leche intrínseca del actual emperador del mundo occidental, rey de reyes y presidentes, el que los es de EE.UU. que, a su vez está “cogido” por los cataplines por la Cia, una agencia en manos de empresas particulares que mandan muchísimo más que el emperador yanqui, y no les preocupa el mundo ni la gente, porque ellos son dioses mayores de dinero: la divinidad real.

Entre todos, hemos logrado, cada cual aportando su granico de arena, conjuntar una sociedad tan asquerosa, tan llena de inmundicias, que a cualquier vuelo de carroñeros los alejaría por el hedor que emite gente que cuando hablan o escriben vomitan.

Hubo largos y densos años cuando el papado de Roma quiso opositar al puesto que hoy ocupan las empresas yanquis, que todo giraba en la oscuridad en el entorno de lo que pensaban y deseaban una serie grande de vejestorios prostáticos generalmente, que, al parecer, llegaban al orgasmo por la riqueza y el poder, y estuvieron en la primera fila con los estados pontificios desestabilizando a Europa.

Ahora, diga la prensa española lo que diga, que apenas vende por falta total de credibilidad y por la bajeza humillante de sus intervenciones al servicio de las citadas empresas yanquis, sustitutas pero amalgamadas en acciones societarias con los santos intereses en desestabilizar el mundo entero, que no se puede entender como ante una acción de arrojarnos tanta mentira y tanta basura encima, no se genera una reacción inmediata y contundente y, antes que la calaña señalada acaben con los logros sociales tenuemente alcanzados, procedamos en una reacción contra ellos, sus bombarderos, sus bases, sus hamburguesas, sus patatas fritas ricas en sal; y, lo que más por saco da, su gorra puesta con la visera para atrás.

La esperanza del europeo medio, está en el europeo más europeo que existe que es el francés y el alemán, porque los mediterráneos del sur y los estirados bálticos, hemos demostrado con largueza la gran capacidad y destreza de lameculos hacia los dólares y las libras esterlinas. Y el hecho de que el nuevo amasijo financiero Usa-clero, no le importe que el mundo salte por los aires en miseria y pobreza, la hacen en la sabiduría que sus palacios y sus posesiones se van a mantener incólumes, porque sobra cobardía social a capazos.

Por más trato que he mantenido con gentes en el camino de la vida, aquellos que han pensado que la solución económica y social del mundo es la guerra y la humillación, han sido gente que no eran gente y no vestían como vestimos las demás gentes.

Aquel ¿Cuándo Amanecerá Tovarich? del francés Jean-Paul Ollivier, pone claramente de relieve, juntamente con la crónica histórica verdadera, que el pueblo eslavo, que los rusos, salvo el terrible detalle que no compran catecismos y procuran no alimentar con dinero al clero, lo que es a la sociedad europea, nos salvaron del terrible fascismo que se movía por Europa, apoyado en idénticas muletas que lo hacen en la actualidad las empresas sajonas amasadas con dios sabe qué.

Ahora, toda nuestra esperanza de presente y futuro, no descansa en un paraguas Otan roto, sustentado por manos sajonas amasadas con vaya uste a saber quién. Pero lo que sí queda muy claro y conciso que el gas ruso, es más apacible y sienta mucho mejor a nosotros la gente, que el que viene embarcado, mareado, desde lugares ignotos donde anida el güisque del alacrán.

Salud y Felicidad sin Otan. Juan Eladio Palmis.

Subscribe

- Never miss a story with notifications

- Gain full access to our premium content

- Browse free from up to 5 devices at once

Firmas

Deja un comentario