Por: Zoé Valdés.

En Villamarista, centro principal de torturas e interrogatorios en La Habana, las torturas previas, antes del interrogatorio, comienzan al dejar en solitario durante horas al apresado o apresada (que ellos llaman ‘citado’ o ‘citada’), dentro de una habitación donde la temperatura sube a temperaturas insoportables y al rato descienden a temperaturas glaciares. Después de cuatro horas en esas muy incómodas circunstancias, no solamente abatido o abatida moralmente, además a punto de caer enfermo, pasan al ciudadano o ciudadana a otra habitación, bajo focos muy potentes apuntándoles al rostro, y dos cámaras que filman al detalle el más mínimo de sus movimientos. Allí lo hacen esperar entre tres o cuatro horas más, también en solitario, en el más ensordecedor de los silencios. Hasta que llega el agente que iniciará el extenso interrogatorio con amenazas incluidas. Estas son las torturas, digamos que, más leves, antes de la confesión o la no confesión.

A mi madre la obligaron a pasar por esto en dos ocasiones, exclusivamente porque su hija, yo, había escrito una novela y estaba haciendo declaraciones desde el exilio a la prensa extranjera acerca de lo que sucedía realmente en Cuba. Mi madre me lo contó una vez que pudo salir del infierno, lo que tardó seis años, y con suerte… No puedo olvidar, ni perdonar lo que le hicieron a mi madre, a sus 70 años. Jamás.

Ayer, en España, según declaraciones del invitado, Santiago Abascal, la directora de TVE, repitió esa forma de tortura en su contra, un político español representante de un partido político elegido en las urnas. No me extraña. Como expresé ayer: España se ha convertido en la provincia pobre de Venezuela, que a su vez es la provincia rica de Cuba. Todo no ha hecho más que empezar y ya perfeccionan el nivel de las torturas, e inclusive las trasladan a sitios públicos pagados por el contribuyente.

Bah.

Zoé Valdés.

1 COMENTARIO

  1. Sta/ra Zoe: España es una Monarquia Constitucional Parlamentaria, todos los politicos son elegidos democraticamente en las urnas por el pueblo español el que desarrolla una madurez politica y civica, Las ideas politicas de cada uno se deben de respetar, es lo que nos han enseñado a los españoles, se habla de Vox el porque tiene 25 diputados en el Congreso, esos diputados son elegidos por el pueblo. El que los intereses partidistas del PSOE. y PP, eran los que no se pueden creer que los españoles, votamos a semejante partido. pues bien Vox lo que hace es de intermediario y juez de cosas mal hechas por proselitos
    politicos encamados en el sillon camastrono de hace 45 años, siempre los dos partidos Conservador y el Liberal, o PP y PSOE les ha salido un grano muy molesto en las posaderas, porque los españoles seguiremos votando al que mas nos parezca y nos plazca, Vox es un partido Conservador pero no de torturadores, ni de ladrones, ni de comisionistas del 3% es un defensor a ultranza de la unidad de España y valores que demandamos una mayoria este partido los sustenta hasta la medula, Y en cuanto Cuba es una nacion de las antillas que de forma ambigua estuvo ligada a España pero no por Bondades sino por guerras fraticidas, igual como Venezuela, Lo sensato es Cuba para los cubanos por los siglos de los siglos y Venezuela igual por los siglos de los siglos, Zoe que España esta muy pero que muy lejos, y no queremos los españoles relaciones con America Latina son ya muy distantes, eso de Latina me hace gracia pues vamos a hablar latin ¿»Coelium non animum mutana qui tras mare currut»? Siento de corazon la tortura de tu buena madre por individuos de mentes enfermas que no solo los hay en Cuba los hubo y los hay muy grandes en Alemania, los Boers en Inglaterra, Contra toda tortura, Ni un paso atras. Un saludo.

    Ni Cuba ni Venezuela como menos los gobiernos hablen mejor para todos, El gobierno de España quien tiene que hablar y mucho es con la Comunidad Europea de la que formamos,.America esta muy pero que muy lejos y el olvido es la distancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí