«A lo largo del Siglo V los pueblos germanos se desbordaron sobre las fronteras de Roma. Entre ellos se contaban los godos. Divididos en dos ramas, la occidental se instaló en Hispania y al desaparecer las instituciones romanas constituyeron la primera unidad política independiente que abarcó la práctica totalidad del territorio de la Península Ibérica. El establecimiento del Reino godo en Toledo, mediado el Siglo VI, supuso en muchos aspectos el nacimiento de lo que más tarde llamaremos España…»

-Más información en el vídeo:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí