Inicio Cartas a Ofelia Las hilanderas de Velázquez en El Museo Nacional del Prado

Las hilanderas de Velázquez en El Museo Nacional del Prado

0

Madrid, 12 de julio de 2021.

Querida Ofelia,

Las hilanderas es una obra cumbre del arte universal, con un complejo significado que se expone ahora en las mejores condiciones museográficas gracias a un nuevo sistema de enmarcado desarrollado por el Museo Nacional del Prado, apoyado por American Friends of the Prado Museum gracias al patrocinio de la Fundación American Express, contribuyendo al mejor entendimiento de la obra por parte del público.

Para Javier Solana, Presidente del Real Patronato del Museo Nacional del Prado, “el apoyo y colaboración de entidades como la Fundación American Express y American Friends of the Prado Museum hacen que el Prado se enriquezca con la materialización de proyectos tan innovadores como este para el beneficio de la presentación de sus extraordinarias colecciones”.

Añadidos históricos a Las hilanderas de Velázquez.

En el siglo XVIII la tela fue ampliada en su perímetro añadiendo una ancha banda superior (con el arco y el óculo) y bandas más pequeñas en los extremos derecho, izquierdo e inferior. Esta operación, bastante frecuente en las colecciones reales, desvirtuó, en el caso de Las hilanderas, la percepción original de la composición de Velázquez, dando como resultado que la escena que transcurre ante el tapiz se perciba más alejada y convirtiendo en costumbrista un contenido mitológico.

Conscientes de ello, y dado que la ampliación es una intervención histórica que no se debe perder, el Museo del Prado ideó en los últimos años un sistema de enmarcado en el que dejaba únicamente visible la parte del cuadro pintada por Velázquez. Ese sistema hacía demasiado complejo el acceso físico a la parte posterior de la obra, por lo que desde 2017 se estuvo trabajando en la búsqueda de un montaje que permitiera acceder fácilmente en todo momento al cuadro y que al mismo tiempo mostrara solo la parte original del mismo. Ese proceso llega ahora a su fin con este proyecto.

Un innovador sistema de enmarcado

El sistema propuesto consiste en el diseño de un panel de enmascaramiento concebido como un proyecto museográfico global que permite una total integración estética de la obra en la arquitectura de la sala de exposición sin alterar su percepción original y, simultáneamente, presenta altísimas prestaciones desde un punto de vista puramente técnico que son totalmente indetectables para el público, permitiendo una experiencia única y una relación natural sin interferencias entre la obra maestra de Velázquez y las personas que la contemplan.

Se trata de un desarrollo pionero en España, con un planteamiento que aúna criterios estéticos, de conservación preventiva y de sostenibilidad, que servirá como referencia para futuras intervenciones en el patrimonio mueble museístico español e internacional.

En palabras de Tomás Fernández, Director Financiero de American Express Europa: “Estamos encantados de poder participar en este proyecto tan innovador y especial para el Museo del Prado. American Express tiene un compromiso especial con la conservación del patrimonio histórico en España y Europa. Creemos firmemente en el papel que tiene la empresa privada en la protección del legado cultural. También queremos agradecer al Museo del Prado y a American Friends of Museo del Prado el excelente trabajo realizado con Las hilanderas, que nos permitirá poder seguir disfrutando de esta obra icónica durante mucho tiempo.”

Christina Simmons, Executive Director American Friends of the Prado Museum, ha destacado la implicación de la entidad estadounidense en los proyectos de Conservación del Museo Nacional del Prado “para apoyar a la institución y fomentar el conocimiento de sus magníficas colecciones en Estados Unidos”. “Agradecemos enormemente la generosidad de American Express Foundation. Su compromiso y sensibilidad en apoyo a la cultura ha hecho esta colaboración posible.”

La importancia del marco

El marco de una pintura es esencial para comprender la imagen que acoge, procurando que pueda ser percibida y admirada de manera adecuada. El marco ayuda a mirar, a introducirse en la obra que guarnece, a llenarla de contenido o a prolongar el sentido formal de la misma. No solo enriquece a la obra desde el punto de vista estético, sino que contribuye a su protección y su conservación, además de ser una extraordinaria fuente de información histórica en sí mismo.

A lo largo de la historia, la operación de enmarcado ha sido siempre consciente y fundamental para significar las obras que acompaña y protege; un trabajo de creación que ha conllevado en muchas ocasiones la participación de artistas diversos (pintores, escultores, arquitectos, carpinteros, tallistas y doradores), que han concebido prototipos y modelos que han significado una época, un estilo o una institución, como es el caso de un grupo de marcos de las colecciones reales/Museo del Prado.

En la etapa inicial del Real Museo de Pinturas, los artesanos de la madera y el dorado contribuyeron con su trabajo a la consolidación de la puesta a punto de las obras procedentes de las colecciones reales: produciendo nuevas molduras o recuperando y restaurando otras procedentes de los Reales Sitios. Su labor, especialmente importante en lo que respecta a la construcción y el dorado de marcos para las pinturas, experimentó un gran desarrollo bajo la dirección del duque de Híjar, entre 1826 y 1838, prosiguiendo después con campañas muy completas que permitieron la apertura de nuevas salas expositivas. El Museo del Prado tiene inventariados en sus colecciones aproximadamente 6.500 marcos que se encuentran instalados en las obras de la colección permanente o en salas de reserva con destino a nuevas adquisiciones.

Un gran abrazo desde nuestra querida y culta España,

Félix José Hernández.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Salir de la versión móvil