-Escrito de Francisco Cambronero

La cosa va así:

Pedro Sánchez nombra a Meritxell Batet presidenta del parlamento; a su novio, Juan Carlos Campo, lo nombra ministro de Justicia. Batet siempre ha defendido el derecho de los catalanes a votar. Lo que significa que la presidenta del parlamento español no cree que España sea una nación. Que su novio haya sido elegido ministro de Justicia tal vez tiene que ver con la intención de Pedro Sánchez de luchar contra el Poder Judicial y su empeño de aplicar la ley en Cataluña…

Más: Pedro Sánchez ha nombrado al Ceaucescu de Galapagar, Pablo Iglesias, vicepresidente 2º del gobierno, y a su mujer, la Ceaucescu de Galapagar, Irene Montero, ministra de Igualdad. Pablo Ceaucescu ha nombrado a María Teresa Pérez (26), periodista de «La Tuerka», Directora General del Instituto de la Juventud (cobrará 76 mil euros, con 26 añitos). La señora de Ceaucescu ha nombrado a Beatriz Gimeno Directora del Instituto de la Mujer, y a su exnovia (la de Bea) García Rodrigo, aka Boti, Directora General de Diversidad Sexual y LGTBI. Beatriz Gimeno ha dicho cosas como que el capitalismo es machista, y su ex Boti afirmó que los gays del PP son unos hipócritas.

Por último, Pedro Sánchez ha nombrado como Fiscal General del Estado a su ya exministra de Justicia, Dolores Delgado, quien en su momento afirmó ante el comisario Villarejo (hoy encarcelado) que le parecía fantástico que él se dedicara a extorsionar a gente importante con su puticlub de lujo. «Información vaginal», decía él; «éxito seguro», apuntalaba ella. También llamó «maricón» al juez Marlaska, pero a él no le importó…

Si todo continúa esta deriva bananera, las noticias las va a acabar dando Jorge Javier Vázquez en «Sálvame DeLuxe», con Belén Esteban informando desde Moncloa. Al tiempo.

Deja un comentario